El pasado domingo y tras la finalización del choque entre el Real Club Recreativo de Huelva y el Mérida me dio mucha alegría coincidir con un trotamundos del fútbol y que esta temporada ha vuelto a defender los colores albiazules, me estoy refiriendo a Edu Moya. Este iba acompañado de sus dos hijos, Eduardo y Eros, de ocho y cinco anitos, respectivamente. Con él y por aquello que no nos habíamos visto desde su llegada a Huelva el pasado agosto, aprovechamos para ponernos al día. Aunque no es menos cierto que gracias al facebook, hemos estado en contacto. Y he podido conocer y seguir sus singladuras por Andorra, donde disputó la fase previa de la Liga Europa con el Lusitants; anteriormente su paso por Bolivia o los dos años que pasó defendiendo en Noruega los colores del Kjetil Knutsen. Pero miren ustedes por donde que después de tantos destinos, quien le iba a decir que a sus 34 años volvería a enfundarse la camisola del Real Club Recreativo de Huelva. A este respecto me decía que estaba encantado tanto él como su encantadora esposa, Ana Campos, de volver a una tierra a la que le tienen tanto cariño y de la que guardan gratos recuerdos de su anterior etapa. Y como en su trayectoria deportiva, desde que arrancó jugando en su Extremadura natal, ha tenido muchos entrenadores, le preguntaba su opinión sobre los pitos al término del partido hacia el míster luso del Decano, José Domínguez, comentándome que la afición es soberana, pero que él entiende que está haciendo un buen trabajo. Y como de preparadores estábamos hablando, le interpelé sobre cuál ha tenido más química en su dilatada carrera.  Manifestándome que de todos ha aprendido, pero que quizás su etapa en el Mallorca a las órdenes del siempre recordado Luis Aragonés fue un periodo que nunca olvidará. Por supuesto, no dejamos en el tintero la actualidad albiazul y el mal arranque liguero. A este respecto, me transmitía que adaptarse a la categoría no es una tarea fácil, y que está seguro que todo cambiará. Que él ha llegado dispuesto con su experiencia a darlo todo sobre el césped y ayudar en el vestuario a los más jóvenes, a los que anima para con el esfuerzo de todos cambiar la dinámica actual. Yo le incidía lo difícil de incentivar a una plantilla que está sufriendo en sus carnes el grave problema de tesorería por el que atraviesa el Decano, pero Edu me apostillaba que todos los integrantes del plantel eran sabedores de las dificultades económicas de la entidad. Eso sí, también me dejaba claro, que este tema no ayuda, pero que espera que el presidente cumpla con la promesa de ponerse al día en los pagos en breve. Yo le respondí con la letra de unas célebres sevillanas de Amigos de Gines, que decían: “Promesas no son promesas, sino cuestan lo ofrecido”. Y de momento todo son incumplimientos.

Con la marcha del verano mi refugio veraniego de El Portil cada vez se va quedando más desierto. ¿Pero quién dijo que septiembre no era un buen mes? ¿Qué se había acabado el verano o que es triste? Sin duda, quien piensa de esta manera está equivocado. Hay muchos motivos que hacen que sea un mes ideal para disfrutar de vacaciones, todavía días largos, el calor aprieta, pero no ahoga y mucha playa que disfrutar, eso sí, sin agobios, no es julio ni agosto, pero se sobrevive bien y se duerme aún mejor. Mejores precios, llegan las gangas para viajar o para alquilar. En definitiva, que me gusta septiembre. Precisamente éste fue el tema de conversación que tuve con mi buen amigo Abraham Cuervo Ortigado, jefe de venta de Huelva Wagen en nuestra capital, y con su encantadora esposa, María García-Arreciado Pozuelo, los cuales iban con su pequeña princesita, Isabela, que con veinte meses está bellísima como se puede apreciar en la imagen que ilustra esta sección. Ambos me comentaban que por aquello del trabajo llevan todo el verano a caballo entre El Portil y Huelva, pero que actualmente estaban disfrutando de sus merecidas vacaciones, algo que estaban gozando, ya que habían intentado y logrado coincidir ambos en su tiempo de asueto, algo que no es fácil en parejas que trabajan los dos. Y tanto uno como otro, me transmitían que les mola el mes de septiembre, pues todo es mucho más tranquilo, aunque ya se les estaba acabando lo bueno. Y por aquello que no les veía desde las navidades de 2014, cuando María estaba a punto de traer al mundo a su pequeña estuvimos comentando como les había cambiado la vida. Señalándome ambos que Isabela era lo mejor que les había pasado, y la verdad que la pequeña además de guapa, es muy simpática y parlanchina, y entiendo que les traiga loco. Tampoco olvidamos comentar con Abrahán, por aquello de su profesión, cómo va la venta de automóviles, comentándome que afortunadamente el mercado de vehículos está creciendo y que obviamente Wagen no es una excepción y que también está notando los buenos resultados que se están dando en el sector. Como ven mis queridos lectores estuvimos echando un ratito de lo más agradable, eso sí, algo cortito ya que les estaban esperando su familiares para celebrar el cumpleaños de ambos, ya que María y Abrahán, nacieron el mismo mes y el mismo día. Desde esta ventana semanal, y aunque ya lo hicimos personalmente, feliz cumpleaños pareja.

A pesar de que el negocio de las agencias inmobiliarias ha experimentado un bajón en los últimos años en cuanto al número de establecimientos que se dedican a esta actividad. No es menos cierto, y así me lo corroboraba mi buena amiga Cristina García Domeño, propietaria de Sol Costa Portil, que en esta temporada por fin ha visto síntomas de recuperación. Esta joven empresaria con la que estuve conversando relajadamente junto a Hugo Aquino en su establecimiento portileño, me decía que tras muchos años de brazos caídos en el sector, los datos indican que la demanda de viviendas ha entrado en un terreno positivo. El motivo de este despunte, me remarcaba, se puede deber al mantenimiento de los tipos de interés en niveles mínimos, a la estabilización, tras muchos años de caída en picado, del precio de la vivienda o bien porque parece que por fin se está viendo una recuperación en la economía. Aunque me aclaraba que la compraventa de viviendas ha crecido para nada se puede comparar el panorama actual con el que había antes del inicio de la crisis. Vamos pero que muy lejos de las cifras de 2007. También me comentaba que aunque la venta de inmuebles ha crecido, los visitantes de El Portil este verano se han decantado por el alquiler. Quise saber si el arrendamiento mantenía los precios del año pasado, aclarándome que en este aspecto también se ha roto la tendencia y han subido entorno al 8%, además de que han elevado el tiempo de estancia. Mientras que la temporada pasada los inquilinos estaban una semana, este año han apostado por la quincena e incluso por el mes. Obviamente como estuvimos largo y tendido conversando, no quise perder la oportunidad de saber de qué destinos eran los foráneos que nos visitan y el motivo que aducen por escoger nuestra costa, concretamente El Portil. A este respecto, me declaraba que extremeños y sevillanos, junto a alemanes e ingleses, son los que más demandan  nuestras playas. El motivo de escoger El Portil, me decía. son múltiples, pero que quizás el reclamo principal sea por el contraste que tiene su orografía que va desde las magníficas playas, a esos parajes naturales, sin olvidar los campos de golf, su gastronomía que es espectacular o quizás por las dos mil horas de sol al año. Todo este compendio, mis fieles amigos, pueden ser las excelencias que hacen de El Portil un destino muy atractivo y llamativo para los cada día más numerosos visitantes. Sin duda, estuve muy de acuerdo con todas las apreciaciones que hacen que cada año sean más los turistas que decidan visitarnos. Personalmente le añadiría que, es un lugar ideal para vacaciones familiares, ya que son muchos los kilómetros de playa, para junto a hijos y nietos, disfrutar haciendo los castillos de arenas, jugar a las palas o escuchar plácidamente las olas rompiendo.

Tener mascota es un asunto serio. No se trata de un capricho sino que ser propietario de un perro o cualquier otro animal exige al dueño responsabilidad y compromiso,pero no es menos cierto, que también tiene múltiples beneficios. Dicen los expertos que tener una mascota, especialmente un perro, posee una función preventiva incalculable, ya que convivir con ellos hace que enfermemos menos y seamos más resistentes a las alergias porque nuestro sistema inmunitario está más activo. Asimismo, y lo digo por experiencia, nos hace estar en mejor forma física, pues  nos obliga a sacarlo de paseo al menos dos tres ve¬ces diariamente. Hay que tener en cuenta que las recomendaciones de ejercicio diario para combatir el sedentarismo son del al menos media hora, lo que se consigue fácilmente con la tenencia de un perro. Todo este preámbulo viene porque precisamente en unos de mis paseítos por los pinares de El Portil coincidí con el acuarelista Alfonso Rodríguez Iglesias, el cual iba acompañado de su encantadora esposa, María Pulgarín González, y con su perro Yako, el cual lleva 12 años con ellos, que obviamente es un miembro más de la familia. Tanto es así, me manifestaba Alfonso, que cuando se pone a pintar prefiere que sea Yako su acompañante, antes que cualquier persona cercana a su entorno, máxime cuando su fiel amigo le transmite muchísima paz. Algo con lo que coincido totalmente. De hecho hace escasas fechas un veterinario amigo me comentaba que su madre andaba algo depresiva, y que le regaló un gatito, y que el tener que ocuparse de él le había reducido la obsesión por sus problemas propios. En definitiva, que aunque tiene sus contras, no hay que olvidar que te amarra en muchas ocasiones, también te proporciona muchas satisfacciones, entre otras, el fomentar relaciones entre personas que no se conocen, pero que tenemos en común el coincidir en parques y jardines con nuestras mascotas. Pero siguiendo con el amigo Alfonso, me llamó la atención no verle con una cámara en mano y captar algunos de los maravillosos paisajes por donde íbamos paseando, para luego plasmarlo en cualquiera de sus trabajos pictóricos. Comentándome, que con el disco duro que tiene encima de sus hombros, tiene que le sobra, pues le queda reflejado todo lo que le gusta para luego plasmarlo en sus lienzos. Por el contrario, María decía que era una gozada septiembre para disfrutar de El Portil, mes donde la mayoría de los turistas se marchan y pasear, bajar a la playa o ir al chiringuito a tomar unos vinos es más placentero y relajado y sin tanto agobio de gente. En definitiva, que pudimos compartir un ratito de lo más agradable con Alfonso y María, y charlar especialmente de nuestras mascotas.

Que la crisis hace a los jóvenes buscar fórmulas para sacar algún dinerillo es una realidad. Y son muchas las ideas que ponen en prácticas para poder tener para cubrir sus gastos más elementales. Por ejemplo, la donación de semen  es una de las prácticas habituales que buscan los hombres, aunque no es menos cierto que cada vez son más los que se ofrecen para este menester, pero también es verdad,las exigencias tiene más dificultad. Pero, obviamente son muchas más las opciones que existen para buscarse la vida. Ahora por ejemplo está muy de moda ir de figurante a cualquier rodaje o en verano ser socorrista acuático en la piscina de cualquiera de las muchísimas urbanizaciones que existen o incluso he visto jóvenes que se decantan por poner publicidad en su automóvil. Como ven  existe un extenso ramillete de alternativas para sacarse unos euros y tener para sus gastos. Pero hoy me quiero parar en una faceta que también está muy en boga, y que en algunos casos es incluso una forma de ganarse la vida, como es pasear perros. Una tarea que aunque parece fácil no es para nada sencilla como a primera vista parece. Y así me lo manifestaba Rocío Domínguez Rodríguez, que es la peluquera de mi perrita Suky, y con la cual coincidí hace unos días mientras paseaba con varios perrit@s. Esta me afirmaba, y con toda la razón, que  pasear perros es algo más que sujetar una correa y hacer ejercicios con ellos. Hay que ser amante de estos animales, conocer sus costumbres y estar preparad@ para dirigir al grupo de caninos. Y la verdad que lleva toda la razón, pues yo no me imagino lo complicado que debe ser para neófitos pasear cinco perritos como llevaba Rocío y llevarlos a todos ellos controlados y sin pelearse, sin duda una tarea ardua y difícil. Pero tengo claro que si eres profesional y, sobre todo, ama a los animales, como es el caso de Rocío, puede ser un trabajo de lo más gratificante. La verdad que estuve un ratito caminando con ella y con sus ‘acompañantes’, y era admirable ver cómo le daba cariño a cada unos de los caninos y, lo más importante, ver que todos le obedecían. Y por aquello que la curiosidad es la base del periodismo, también quise saber quiénes son sus clientes más habituales, señalándome que en este caso en concreto tres de los perritos eran suyos, y los otros dos eran de una señora mayor, que por su edad no podía sacarlos a pasear y que le encomendaba la tarea de pasearlos a diario un par de veces. Que también tiene clientes, que por su trabajo, a veces carecen de tiempo para sacarlo tantas veces como necesitan sus mascotas. Incluso hay personas que por motivos de vacaciones, deciden dejárselo para que se los cuide. En resumen, que fue un placer pasear con Rocío y con sus perritos y observar con el mimo que trataba a cada uno de ellos.

Muchas personas ven el retiro laboral como una especie de liberación de la rutina, un tiempo para comenzar a vivir, o, simplemente, un momento para la búsqueda y realización de un cierto hobby o cierta actividad creativa que no pudieron desarrollar anteriormente no por falta de deseo, sino por las exigencias del trabajo e incluso de la familia. Pero no es menos cierto, que para algún que otro jubilado, la situación de retiro, lejos de ese momento tan soñado durante nuestras extensas jornadas de trabajo, se transforma en una gran cantidad de tiempo que no se sabe bien cómo utilizar. Probablemente, lo que acontece en este último grupo es que el estar acostumbrado a la rutina laboral, les hace perder cuales eran las cosas que le apasionaban. Este fue el tema de conversación que tuve con Antonio Sánchez Tizón, un maestro nacional, como a él gusta denominarse, que a sus 70 años, ya está totalmente acomodado a la vida de jubilado. Y mientras podaba las flores de su chalet,  sabedor de que yo estoy pensando en cesar en mi vida laboral, me asesoraba con algunos trucos para llevar de la mejor forma posible la nueva etapa que se avecina en mi vida. Fundamentalmente, me decía, sabedor de que he vivido por y para trabajar, que me tengo que acostumbrar a dejar de vivir detrás de un reloj, ya que en el momento que me jubile voy a tener todo el tiempo del mundo y debo tener claro cómo llenarlo. Algo muy importante este aspecto, pues es un momento de riesgo de depresión, sobre todo en los primeros meses de inactividad, pues puede llegar a sentirte poco útil. Pero también me dejaba claro que lo mire como un tiempo de oportunidades y que si puedo “seguir activo” que no abandone y que siga al pie del cañón, eso sí, haciendo lo que me guste y cuando se me apetezca, ya que eso me mantendrá mucho mejor físicamente. El recordaba el momento de su adiós al mundo laboral, comentándome que tardó unos meses en adaptarse a su nueva vida, tras muchos años dedicado a la enseñanza, pero que él se fue mentalizando para cuando llegase el momento y que todo le ha salido como lo tenía planeado, por lo que se han cumplido todas sus expectativas. Me seguía trasmitiendo que cultivar el jardín de su chalet y cuidar su pequeño huerto son su hobby preferidos, máxime cuando es un enamorado de la naturaleza. En una categoría aparte, me manifestaba que otro de sus grandes placeres del retiro, es volver a conectarse con amigos que no se han visto durante mucho tiempo para revivir el pasado junto a unos vinos. De hecho, tiene costumbre de reunirse una vez por semana. Sin dejar en el tintero las nuevas amistades que también aportan. En definitiva, que me recomendaba algunas de estas actividades: pintar, pasear, jardinería, cocina, gimnasios, viajar o visitar museos, vamos cualquier cosa, menos quedarse en casa sin hacer nada. Yo le agradecí todos sus consejos, aunque tengo claro que no seré de los que me aburra, de hecho ya llevo unos meses aclimatándome a la que será mi nueva vida.

Hace unos días mientras desayunaba tranquilamente con mi amigo Juanma Fernández, en el bar–restaurante Casa Manguara, tuve el placer de coincidir con Domingo Cabello, uno de los propietarios del citado establecimiento, que como sabrán todos ustedes, mis queridos lectores, junto a sus hermanos Antonio y Curro, forman el grupo de sevillanas ‘Manguara’. Con el amigo Domingo, que es un tío muy afable estuve conversando largo y tendido sobre lo divino y lo humano. Pero especialmente quise saber cómo le iba, tanto en el mundo de la música, como en su faceta de empresario. Comentándome que gracias a Dios, tanto en una como en otra vertiente, todo les está marchando a las mil maravillas. En referencia a la hostelería, me señalaba, que en cuanto al bar-restaurante en verano funciona muy bien a la hora de los desayunos y la terraza por las noches, pero quizás lo que flaquea un poco es al mediodía, pero que en breve con el inicio del nuevo curso de la Universidad, todo vuelve a la normalidad. En cuanto al complejo Manguara, ubicado en La Rábida, me comentaba que les está marchando bastante bien. De hecho, me decía que tiene cubierto entre bodas y eventos hasta el mes de noviembre. Sin duda, motivos tiene para tener tanto éxito, pues además de ser un espacio con una línea muy elegante y vanguardista, con salones con diferentes capacidades, ideales para cualquier tipo de celebración, no podemos olvidar los jardines y el entorno junto al monasterio. Además cuenta con un afamado chef, que se adapta a los gustos de sus comensales, e incluso tiene menús para celiacos o diabéticos.

En cuanto a lo musical, me manifestaba que llevan un verano de lo más movido en cuanto a actuaciones, pues afortunadamente los ayuntamientos, aunque de forma más austeras, han recuperado los conciertos y llevan unos meses con muchas actuaciones. Pero quizás, y después de veinte años como grupo, tanto Domingo, como sus hermanos Antonio y Curro, donde tienen puesto todos los cuatro sentidos sea en su nuevo trabajo discográfico, que están llevando a cabo en los estudios de la capital hispalense de Miguel Moyares, y que verá la luz en las próximas navidades. Este nuevo álbum, que será el número dieciséis de su carrera, es muy especial para los tres hermanos, ya que va a servir para rendir tributo a su madre, que falleció el pasado mes de mayo. Este hecho, y a pesar de la experiencia que tienen en el mundo de las sevillanas, les tienen  muy absorbido, pues no quieren olvidarse en su nuevo trabajo, que por cierto llevará como título ‘Gracias a toda una vida’,plasmar ningún detalle ni ninguna sensación de la persona que les dio la vida. En definitiva, que fue un placer compartir con el amigo Domingo un ratito de conversación de lo más amena, donde por cierto, no pudo evitar en algún momento emocionarse.

El pasado miércoles en unos de mis paseos matutinos por la playa de El Portil coincidí con las chicas de la Fundación Cajasol Sporting. Y es que las actuales campeonas de la Copa de la Reina de fútbol, que acaban de arrancar hace prácticamente unos días la pretemporada, han decidido intercalar los entrenamientos entre los campos de césped y la arena de la playa.  Mientras las veía ejercitándose estuve charlando un ratito con Francisco Fontova ‘Sisco’, que compagina su faceta de monitor con la de delegado de campo en la citada entidad. Comentándome que ejercitarse a cero metros sobre el nivel del mar tiene una ganancia fisiológica inmediata, y toman una ventaja, pueden entrenar más y se recuperan más rápido. Además de que el cambio de ubicación hace variar la forma de entrenamiento, independientemente que la plantilla lo agradece, con el valor añadido de generar un buen ambiente en el grupo. Y la verdad que puedo dar fe, pues entre ellas se notaba buena sintonía y, sobre todo, intentaban las más veterana que los cinco nuevos fichajes, Maria Sampaio, Noelia Aybar ‘Ribi’, la alemana Imke Wübbenhorst y las italianas Martina Capelli y Verónica Napoli, se adapten y se sientan cómodas en el equipo cuanto antes mejor.



Lo que también pude observar es con la ilusión que afrontan la nueva temporada, e incluso sueñan con revalidar el título de Copa de la Reina, pues les escuchaba entre ellas preguntar cuál era la sede para la próxima final. Y, destacaría que les veía deseosa de que llegue el próximo 6 de septiembre, fecha del estreno liguero, que se tendrán que enfrentar al Oiartzun KE. Por cierto, me decía Sisco, que también se conoce el primer rival para defender el título de la Copa de Andalucía, habiéndole tocado en suerte el Club Deportivo Híspalis de Sevilla. Como soy sabedor de los problemas de tesorería por los que pasa cada temporada la escuadra que dirige Antonio Toledo y que preside Manoli Romero, le preguntaba a Sisco, cómo se presentaba el tema económico, transmitiéndome que dentro de lo mal que está actualmente la situación para los conjuntos modestos, no se podían quejar en demasía, ya que de momento, tenían confirmado que el Programa Estrella de la Junta de Andalucía va a continuar y que con Cajasol habían renovado el patrocinio. Que de lo que estaban pendientes era de saber si Ayuntamiento y Diputación iban a apostar por el proyecto en esta campaña. Nosotros nos despedimos de Sisco y las chicas con el deseo que instituciones y empresas decidan decantarse por ayudar a este equipo que lleva ya once temporadas en la élite presumiendo y luciendo el nombre de Huelva por toda España.

Dicen las estadísticas que alrededor del 30% de los varones y el 40% de las mujeres han tenido alguna vez un episodio de cervicalgia en su vida. Vamos, que la mayoría de hijo de vecino, ha visitado al médico de cabecera o al traumatólogo con dolor de espalda de origen cervical. Pero lo más normal es que estas dolencias aparezcan con la edad, sin duda el cumplir años es un factor determinante en el origen de la aparición del dolor en la columna cervical. Y por aquello que uno ya peina canas de vez en cuando me veo en la obligación de visitar el centro médico de Asisa de nuestra capital, donde ejerce como fisioterapeuta mi buena amiga Aurora Escobar Vizcaíno, que además de ser guapa, simpática, como pueden ustedes apreciar en la imagen que ilustra esta sección, tiene unas manos  que para que les voy a contar. Bueno, como todas las profesionales que trabajan en el citado centro. Todo este preámbulo viene al caso porque estos días he tenido que ir a visitarla, ya que ando un poco fastidiado con la artrosis de las últimas vértebras cervicales. Con ella, mientras me trataba,charlaba y me manifestaba que en unos días por fin va a disfrutar de sus merecidas vacaciones. Y que junto a su chico, Tomás Campos, van a coger el vehículo destino a la Costa Brava, donde quieren visitar, entre otros lugares, Valencia, Barcelona, Tarragona y Lloret de Mar, que es donde montarán el cuartel general. Eso sí, yo le indicaba que porqué no viajaban en otro medio de locomoción, pues son muchos kilómetros por carretera, transmitiéndome que el ir en coche tiene sus pros y sus contras. La ventaja de tener más independencia y poder parar donde a uno le apetezca. Por el contrario, son conscientes, tanto uno como el otro, del riesgo que contrae tanto tráfico y mucho más en un mes como agosto. Pero Aurora, que es una chica que está acostumbrada por su trabajo a ver a diario a muchos accidentados, es consciente del peligro y dice ser muy prudente al volante, aunque obviamente el riesgo puede llegar por parte de cualquier conductor de los muchos que estos días pululan por las carreteras. Por todo eso, me seguía manifestando, era muy partidaria de la nueva campaña de vigilancia de tráfico, y que veía estupendo que se incrementase los controles preventivos de alcohol y drogas entre los conductores, máxime cuando cuatro de cada diez fallecidos en accidente de tráfico presentaron resultados positivos en sangre de drogas, alcohol o psicofármacos. Ella, añadía, no veía pero nada mal que la nueva Ley de Seguridad Vial aumentara las sanciones por conducir con presencia de alcohol o drogas, porque normalmente siempre se llevan la peor parte el que va tranquilamente por la carretera y menos culpa tiene. En definitiva, que da gusto ponerse en las manos de Aurora, y además es un placer compartir conversación con ella, una chica muy amena. Nosotros desde esta sección semanal sólo nos queda desearle unas felices vacaciones y que disfruten, al maximo del viaje.

Jueves, 06 Agosto 2015 12:09

Los Regueira-Durán ya tienen la parejita

Eso sí que es rapidez y lo demás son coñas marineras. Pues si hace pocos días veíamos a Pilar Durán Gómez a puntito de dar a luz, paseando junto a su marido Jesús Regueira Mesa y su pequeña princesita Julia, pues dicho y hecho, ya tienen la parejita desde el pasado día 22 de julio, fecha en que llegó al mundo el nuevo miembro familiar. Jesús será el nombre que le pondrán al benjamín de la familia que peso 4.100 kg., y que como pueden ustedes, mis queridos lectores ver en la fotografía que acompañaeste comentario, está para comérselo. Con la familia al completo coincidía en el bar Noray de El Portil mientras tomaban unas cervezas con unas gambas de la costa, y la verdad que estaban todos ellos súper felices, pero especialmente al que vimos tremendamente orgulloso fue al abuelo materno, Manuel Durán Domínguez, que aunque está encantado con sus cinco nietas, el hecho de que su hija lo haya hecho abuelo del primer machote de la zaga le hacía sentirse encantado de la vida. Tanto es así que incluso se atrevió a decir que era igualito a él cuando pequeño y que estaba deseando de llevarlo a Navahermosa, que por si algunos de ustedes no saben a qué me refiero, les diré que se trata de una pedanía de unos 60 habitantes de Galaroza, que es donde nació el abuelo Manuel, y donde quiere llevarlo para que la familia lo conozca y presumir de niño. Pero si al abuelo se le caía la baba con el pequeño Jesús, qué les voy a contar de Julia, a su hermanita de cuatro añitos, la vimos encantada y protectora, algo poco usual, ya que lo normal que acontece cuando un nuevo bebé entra en casa, es que comiesen las rabietas y las travesuras del hijo primogénito por la pérdida de protagonismo, e incluso sienten que pueden perder el cariño de sus padres. Pero como les digo la princesita de la casa, estaba radiante de felicidad con su hermanito y lo cuidaba como si de su juguete preferido se tratase. Los que también estaban dichosos eran Jesús y Julia, pues ya tenían la anhelada parejita, por lo que de momento y como hacen los buenos toreros, me comentaban que se querían “cortar la coleta”. Aunque no es menos cierto, que nunca se puede decir de esta agua no beberé. En definitiva, que echamos un ratito de lo más agradable, y tuvimos la ocasión, al igual que hicimos con la pequeña Julia, de plasmar esta imagen, y presentarles en sociedad, al benjamín de la familia Regueira-Durán. Nosotros desde esta ventana semanal, sólo nos queda desearle a la joven pareja mucha salud para criarlo, una frase muy típica de mi Constantina natal, cuando viene un niñ@ al mundo. Y sobre todo que sean tremendamente dichosos.


Página 5 de 12
UA-9333496-6