Dejar de trabajar después de cuatro décadas debe de ser una tarea ardua y difícil y mucho más si has sido una persona muy activa. Dicen las estadísticas que los que mejor lo sobrellevan ese cambio demoran seis meses en adaptarse al tiempo libre y sin obligaciones laborables, aunque no es menos cierto, que hay personas que tras jubilarse se sienten desengañados porque la vida no transcurre tal como la soñaron. Eso sí, también hay otros que se acomodan a su nuevo rol, en tan sólo unos días. Y es que como decía Rafael el Gallo, en esta vida  “hay gente pa tó”. Personalmente entiendo que sólo hay que saber prepararse, ya que cada día existen más oportunidades, no sólo de ocio, sino también de autorrealización.  Este fue el tema de conversación que tuvimos días pasados con Juan Manuel Díaz del Valle, gerente de AIQBE, el cual a primero de julio, y tras más de cuarenta años de vida laboral pasará a disfrutar de una más que merecida jubilación. Con él estuve recordando sus inicios allá por el año 73, cuando comenzó en Jerez como químico en las Bodegas Croft, aunque me manifestaba que sólo estuvo seis meses, aunque guarda muy buenos recuerdos de su estancia en tierras gaditanas. De hecho, estuvimos rememorando el encanto de esta ciudad, ya que coincidentemente años después, yo estuve trabajando también en Jerez y coincidentemente en la calle Zaragoza, donde se hallaba ubicada las célebres bodegas. El porqué venirse a Huelva, me manifestaba que tras terminar la mili, había echado un currículum en la fábrica de Aragonesas, y que estando en Jerez le llamaron para que se incorporase. Y claro está, al ser de Paterna del Campo, y que su novia residía en Huelva, fueron suficientes argumentos para venirse a su tierra. En esta industria estuvo dos décadas, pasando a AIQBE, donde lleva 22 años al pie del cañón. También quisimos saber quién será su sustituto, cementándonos que Rafael Eugenio Romero, ya lleva algún tiempo a su lado, para que el proceso de relevo sea bueno. Por último le preguntaba cómo afrontaba su jubilación, manifestándome que ahora tendrá más tiempo para la familia, especialmente para Lara, Juanma, Natalia y Lucía, que así se llaman sus nietos. En definitiva, que conversamos largo y tendido y pude apreciar que Juan Ma¬nuel tiene las cosas claras y que lo de aburrirse en su nuevo periplo no va con él. Por último me finalizaba diciendo que, como buen enamorado del deporte, ahora tendrá más tiempo de practicarlo, lo que si me decía que lo jugar al fútbol, como que no, que ya había colgado las botas. Y es que Juan Manuel, hasta hace unos años perteneció al equipo de la prensa, además con buenas maneras

Convivir y trabajar o trabajar y convivir, qué más da el orden del factor…, ya saben mis queridos lectores lo que dice el refrán. Vamos, que quién de ustedes no ha oído o ha vivido en sus propias carnes que lo peor de las relaciones, o que los momentos más difíciles de pareja se pasan durante la convivencia. Ya que mientras mantenemos una relación de noviazgo todo parece perfecto, hasta que llega la ocasión de convivir con las manías de la otra persona y el día a día. Pero, con los tiempos que corren y la crisis económica que estamos atravesando son muchas las parejas que optan en montar su propio negocio y trabajar ambos en él. Aunque entiendo, ya que no es mi caso, que antes de tomar una decisión de esta índole se firmará un pacto o se establecerá una serie de normas, ya que de no hacerlo la relación laboral puede provocar enfrentamientos en el ámbito personal de la pareja. Dirán ustedes el porqué de este inicio de mi comentario de hoy, el motivo no es otro que hace unos días coincidía con Domingo Diéguez, director de la Cámara Onubense, oficina de reparto Unipost en nuestra capital, y con su encantadora esposa, Lola Santiago, que coincidentemente es una de esas parejas que comparten casa y negocio. Y como la curiosidad es la base del periodismo, le preguntaba cómo se  conjuga esa doble faceta. Y Lola me dejó claro que ellos encontraron la pócima perfecta para sobrevivir, conviviendo juntos las 24 horas del día. Pues su relación se ha transformado en una gran amistad, ya que “cuando trabajan son compañeros” y que para nada se tratan como marido y mujer para no involucrar las cosas del hogar, y qué mejor ejemplo de lo que les digo, que la imagen que ilustra esta sección, donde podemos ver a ambos haciendo un alto en el trabajo y tomando una cervecita. Y en la casa es todo al revés, se olvidan del negocio y pasan a ser matrimonio. Vamos, que me comentaban, tanto uno como otro, que están encantado con su sistema de vida actual, ya que ambos hablan el mismo idioma y tienen objetivos en común. Eso sí, me decía Domingo, que aunque todo va miel sobre hojuelas, no es menos cierto que alguna vez que otra vez pueden topar, y que cuando eso acontece, buscan espacios diferentes hasta que pasa la borrasca. En definitiva que pasé un rato de lo más agradable con ambos, y pude percibir que aunque las relaciones son arduas y difíciles, para Lola y Domingo es de lo más simple y sencillo.

Charlar de fútbol con el segundo de Joaquín Caparrós, con mi buen amigo Luciano Martin ‘Lucí’, es sin duda toda una gozada. Precisamente hace unos días he tenido la ocasión, mientras tomábamos café en una céntrica cafetería de nuestra capital, de conversar largo y tendido de la actualidad del Recreativo y especialmente de su futuro laboral. Le preguntaba que había de cierto en cuanto a la noticia que había salido en Marca hace unos días, en la que se decía  que su jefe, el técnico de Utrera, se postulaba para ser el sustituto de Gaizka Garitano, y comandar el nuevo proyecto del Eibar en Primera tras recuperar el equipo armero la categoría en los despachos. Comentándome que la noticia era cierta y que había existido negociaciones, pero que finalmente no habían llegado a ningún acuerdo. Por lo que a priori todo hacía indicar que iban a empezar la temporada en el paro, ya que están cubiertos todos los banquillos de la Liga BBVA. Eso sí, me seguía manifestando, que habían tenido proposiciones para entrenar en el extranjero, pero que a priori, lo que le habían ofrecido no era del agrado del míster.  Yo le comentaba que tras la exótica experiencia en 2011 en el Neuchatel Xamax, donde sólo duraron 5 jornadas por conflictos con el presidente, que tenían que mirar con lupa las ofertas que le podían llegar del extranjero. Pero como Luci es un tío muy positivo, me decía que de todo se aprende, y que Joaquín, de llegar una buena oferta de un club importante no le importaría de volver a salir fuera de España. También le pregunté por Luis Llopis, que en las últimas temporadas ha pertenecido al equipo de trabajo y que hace unos días fichaba como entrenador de porteros con el Real Madrid, trasmitiéndome que no le había caído de sorpresa, ya  que hace años ya perteneció a la disciplina del equipo que preside Florentino Pérez, además de ser un gran entrenador de portero, que de seguro va potenciar el trabajo con los porteros de la fábrica. Asimismo, me dejaba claro que los jóvenes guardametas de la cantera blanca estarán a las órdenes  de uno de los mejores preparadores de porteros. En cuanto al Decano, me pedía que le explicara cómo iban las cosas, ya que él, cada día que abría la prensa encontraba más contradicciones. Personalmente, le manifestaba que  yo estaba más de lo mismo, con tantas mentiras, en lo que sí coincidíamos ambos eran en percibir el futuro tan oscuro que tenía nuestro Recre, a menos que llegase un mecenas con parné en el bolsillo. 

Sin duda, desde su fundación, allá por 1973, CEOSA se ha convertido en la mayor empresa multiespecialista de suministros industriales, que abarca un amplio abanico de sectores, prestando servicios tanto a la industria y cliente profesional como al particular a través de sus centros de autoservicios CEOSA BRICO. Pero si con su experiencia han demostrado en todo estos años que es la empresa líder en este sector, no es menos cierto, que tambiénhan acreditado su gran onubensismo. Este fue el tema de conversación que tenía con Juan Carlos García, director gerente de la citada empresa, en una visita que le hacía hace unos días en sus dependencias. Durante la amena charla que tuvimos, me dejaba claro que su padre,Carmelo García Laguna, les inculcó a todos sus hijos ese amor a su tierra del que hacen gala. La verdad que personalmente es algo que lo tengo claro, pues quién no ha escuchado hablar en alguna ocasión de las múltiples iniciativas de esta empresa con sabor choquero. ¿Qué me dicen de las emblemáticas camisetas “Huelva me pone”?.Una magnífica iniciativa, que además de promocionar su empresa, sirve para pasear el nombre de Huelva por los sitios más recónditos del mundo. Mientras charlaba con el amigo Juan Carlos en sus instalaciones observaba como en su despacho existían muchas fotografías con gente muy representativas de la sociedad onubense. También pude contemplar como en un rincón lucía la bandera del Trust de aficionados del Recre, comentándome que como buen recreativista, ha querido colaborar, siendo punto oficial de venta, para ayudar al Decano. Y en sus dependencias se pueden adquirir las pulseras por 1,5 euros y las banderas a 12. Sobre las banderas, me decía que sería un orgullo ver muchos balcones y terrazas engalanados con los colores albiazules. Y como estaba hablando del equipo más vetusto del país, no perdió la ocasión de fardar de un regalo que había recibido. Sin duda, toda una joya, me enseñaba y quiso fotografiarse para todos ustedes, mis queridos lectores, con dos balones que le habían obsequiado con la firma de todos los jugadores del Decano. Uno de ello, del partido disputado en el Santiago Bernabéu el 20 de diciembre de 2006 y que los chicos de Marcelino García Toral vencieron 0-3 al Real Madrid y otro de la final de Copa de su Majestad el Rey en Elche el 28 de junio de 2003 frente al Mallorca. Me terminaba diciendo con envidia sana, que cuanto han cambiado las cosas desde aquellos años a la actualidad, pero como Juan Carlos, además de ser un gran onubense y mejor recreativista, se despedía de mí, con el optimismo de que pronto nuestro club, nuestro viejo Recre, volverá pronto al lugar que le corresponde. Sabes que te digo amigo, que aunque no te lo comenté, salí contagiado de tu optimismo.

Tengo claro que el lanzamiento de un libro necesita de mucho trabajo previo.  Quizás una de las cosas más importante, tanto para novatos como para escritores experimentados, es construir un plan estratégico para posicionar el libro en el mercado. Que la audiencia lo conozca y porqué no, que se posicione como un gran éxito antes de que llegue a las manos de los lectores. Vamos, que incentive al personal a comprar el libro. Pero otra de las piezas importantes y he aquí el motivo del preámbulo,es que el autor, en este caso la  autora, cuente con un buen profesional a la hora de presentar su obra, y el amigo Diego Lopa, con su destreza se ha convertido en un experto en estas lides. Este motivo y la buena amistad que les une ha hecho que Nerea Riesco,una vasca de 39 años,licenciada en Periodismo y profesora de la Universidad de la capital hispalense, haya pensado en Diego para que el próximo jueves, día 11, a partir de las 20 horas, y en la Biblioteca Provincial de nuestra capital, sea el encargado de presentar su última novela, que con el nombre ‘Las puertas del paraíso’ ya es todo un éxito, no en vano en pocos días que lleva en el mercado, ya anda por la 2ª edición.

Decir, para aquellos mis queridos lectores que no conozcan a la autora, que entre sus publicaciones se encuentran ‘Ladrona de almas’,‘El elefante de marfil’,‘Todas son iguales’ y el poemario ‘Desnuda y en lo oscuro’ sin olvidar ‘Tempus’, una publicación que Nerea quiso presentar en Huelva a nivel nacional. Pero siguiendo con este nuevo trabajo decirles que vuelve a la novela histórica para contarnos la fascinante aventura de un hombre y una mujer que se amaron por encima de credos y fronteras en una época marcada por la intolerancia y el afán de conquista. La trama se desarrolla a finales del siglo XV en unos años en que se producen hechos tan destacados como la expulsión de los judíos, la conquista de Granada o el descubrimiento de América. En ese entorno Yago, un joven músico ciego que acompaña a la Corte de los Reyes Católicos, aprende a percibir la realidad con los ojos del corazón y descubre que el camino hacia el paraíso solo puede partir del verdadero amor. Y hasta aquí puedo contar.Si quieren saber algo más de esta fascinante historia les recomiendo que no desaprovechen la oportunidad de saludarla personalmente y que les pueda firmar un ejemplar de esta su nueva novela. Recuerden, el 11 de junio tienen todos ustedes una cita, a partir de las 20 horas, en la Biblioteca Provincial, en la Gran Vía onubense.

Se llama Mónica González y les puedo asegurar a todos aquellos lectores que no la conozcan que además de guapa, simpática e inteligente es una chica que en su puesto de trabajo derrocha felicidad por los cuatro costados, concretamente en el salón de juegos Majestic, que está ubicado en la plaza de Los Litri de nuestra capital. Sin duda, les recomiendo una visita y  que además de saborear una  cerveza, un café o un vino en su terraza, observen que no me quedo corto en mis halagos hacia la protagonista de esta ventana semanal. Podrán observar y perdonen la reiteración, que además de ser una gran profesional, siempre la podemos ver con una sonrisa en sus labios. Sé que algunos de mis lectores pensarán que a las personas les pagan por trabajar y no por sonreír. Por supuesto, estoy de acuerdo con el que así piense, pero no es menos cierto, que la imagen que irradia al público, quien esté detrás de un mostrador sea cual sea el negocio, irá siempre asociada a la imagen del establecimiento. También he podido captar la facilidad que tiene para retener los nombres de los clientes, ya que a la mayoría o al menos a los que somos asiduos, le llama por su nombre. Pero, si yo creía conocerla, cual sería mi sorpresa cuando hace unos días mientras tomaba un vino, me manifestaba que los fines de semana que no trabaja en el bar, se dedica a su gran pasión, que no es otra que la música. Algo que le inyectó en vena Jesús González, su padre, con quien compartió hasta que hace un año aproximadamente que una enfermedad  se lo llevó, bastantes kilómetros y muchas actuaciones musicales con el grupo Reencuentro. Me seguía transmitiendo, que al llegar un nuevo componente, han decidido cambiarle el nombre, ahora se denominan trío Fénix, y lo forman Manuel Ángel Pablo Rufo, Fernando Hermoso y ella, que es la vocalista.

Ya metido en faena, quise saber un poco más de esta vertiente de la amiga Mónica, para mi ignorada, preguntándole cuál era su objetivo, y ella lo tenía claro, donde quieran contratarla, lo mismo hace bodas, bautizos o comuniones, que verbenas en cualquiera de los muchos pueblos de la provincia. Eso sí, lo que me dejaba claro, que aunque tienen  bastantes actuaciones, sobre todo en verano, desgraciadamente no puede vivir su gran pasión, como es la música, ya que son muchos los impuestos que tienen que pagar a Hacienda. De hecho me seguía comentando, que aunque ellos cumplen con el fisco, cada vez es más asiduo que los ‘hombres de negro’ de Cristóbal Montoro, hagan acto de presencia en pueblos y ciudades de España durante las fiestas patronales para detectar posibles irregularidades en las actividades que se realizan en los municipios esos días festivos. Vamos, que las célebres “Tres B” también se han convertido en objetivos de Hacienda en la lucha contra la economía sumergida. Algo que por cierto, nuestra amiga Mónica decía que estaba bien, ya que “Hacienda somos todos” y todos tenemos que contribuir. En las imágenes que ilustran esta sección, podemos ver al trío Fénix en una de sus actuaciones. Nosotros por aquello que hemos podido escuchar una maqueta les recomendamos que si tienen necesidad de contratar a un grupo musical, no lo duden, pues además de mucho arte, se adaptan a toda clase de música.

No sé a quién le escuche decir que con el tiempo cambian las personas, cambia la pareja, cambian las actitudes… pero lo que no cambia es el amor. Y créanme que estoy de acuerdo, pues generalmente el amor madura al igual que lo hacemos las personas. Está claro que eso de las mariposas, eso del amor romántico permanece algunos años, pero no es menos cierto, que con el paso del tiempo las cosas cambian, porque vienen los hijos, cansancio y tantas cosas más. Dirán ustedes, mis queridos lectores, a que viene todo este preámbulo. Y la respuesta es muy fácil, ya que en uno de mis paseítos me encontré con el que fuese compañero en RNE, mi buen amigo Sebastián Domínguez Ortiz, el cual iba acompañado por su encantadora esposa, Carmeli Fernández Gutiérrez, con los que pude compartir un ratito de conversación, y el tema no fue otro que lo bien que les veía y lo unido que les observo en las escasas ocasiones que coincidimos. Comentándome ambos que pese a que llevan 40 años de casado, vamos, casi más de media vida juntos, alguna que otra vez, tanto uno como el otro siente “cosquillas” eso sí, aunque con menos ímpetu de cuando eran jóvenes. Me seguían manifestando que fue en el lejano año  67 cuando se conocieron en una reunión de amigos comunes, cuando él trabajaba en Radio Juventud y ella en la confitería ‘La Popular’, ubicada en la calle Méndez Núñez. Y que desde entonces, han permanecido unidos por el amor, y fruto de ello, nacieron dos hijos, uno de los cuales ya les ha hecho abuelo de Miriam, su nieta, su pequeña princesita, que con ocho años les trae de cabeza. En definitiva, que tanto Sebas como Carmeli me dejaban claro que aunque van pasando los años mantienen el amor vivo, cosa de la que puedo dar fe. Se les nota la complicidad que tienen. Y aunque Sebas, ya lleva varios años jubilado, no olvida su época en la radio, donde coincidimos y claro está estuvimos recordando algunas batallitas, pero sobre todo me decía como había cambiado la cosa en el en torno recreativista. No olvido que con él tuve la suerte de vivir y compartir los años dorados del Decano, cuando el conjunto albiazul competía en la Liga de las Estrellas, y venían al Nuevo Colombino equipos de la talla del Real Madrid o el Barça, entre otros. Como observarán, echamos un ratito de lo más agradable, que ojalá podamos repetir. Al final quedé con Sebas en llamarnos para compartir un paseíto por Aljaraque, el pueblo en el que reside y seguir recordando aquellos programas de Radiogaceta con el maestro y siempre recordado Juan Manuel Gozalo.

En muchas familias conciliar trabajo, casa e hijos es una tarea ardua y difícil que requiere mucha habilidad y, en muchos casos, algunos sacrificios. Sin duda la llegada de hijos no sólo altera la vida de los padres sino también la de muchos abuelos. Por ello la presencia de los abuell@s es un consuelo y desahogo para muchas familias, en especial si trabajan los dos padres. Pero no es menos cierto que ahora se convierten las personas en abuelos más joven lo que al estar todavía en edad laboral no pueden desarrollar la labor de abuelo como antaño, el rol es diferente. Toda esta reflexión viene porque el pasado jueves, y con motivo de la salida de la Hermandad del Rocío de Huelva, podía ver a mis buenos amigos Manuel García Ramírez y su encantadora esposa, Rosa María Fernández Aguilar, propietarios de la emblemática empresa ‘El Zoco’ ejerciendo de abuelos de sus nietos David y Manuel Núñez García, algo que me sorprendió, pues no es nada habitual verles desempeñando esta labor, ya que su negocio les tiene absorbido totalmente. Ellos me comentaban que les encantaría tener más tiempos para sus dos tesoros, aunque ambos coincidían que aprovechan cualquier ocasión para disfrutar de David y Manolete. De  hecho, y por aquello que media Huelva y la otra media, o estaba camino de la aldea almonteña o despidiendo a los peregrinos, habían decidido abrir más tarde su negocio y  disfrutar de los dos “satélites” e inculcarle las raíces de nuestra tierra. Pero si Manolo y Rosa estaban felices por poder compartir unas horas con ambos, no digamos los nietos que aunque venían con un poquito de sueño, como se puede apreciar en la imagen que ilustra esta sección, estaban encantados de poder estar con los abuelos. Con Manolo y Rosas también estuve conversando un ratito, y el tema no fue otro que de cómo se paraliza Huelva cuando las hermandades de Emigrantes y, especialmente, la de Huelva, se despiden de la capital onubense en su caminar hacia la aldea almonteña. Me decían ambos que la   idiosincrasia de los choqueros es así, tanto es que incluso los colegios dan vacaciones a los niños, y que algunos bancos cierran sus puertas durante un par de horas, e incluso los funcionarios tienen un horario especial. En definitiva, que fue un placer el  poder echar un ratito de lo más distendido con estos dos amigos. Algo que es difícil, ya que Rosa y Manuel, siempre que coincido con ellos, les veo de lo más atareado en su establecimiento.

Tiempo hacía que no coincidía con José Manuel Martín Cuaresma y la verdad que le encontré pletórico e ilusionado. El motivo, según me manifestaba, es que el próximo 18 de julio, concretamente en la Hacienda Puerta Grande, en el aljarafe sevillano, junto a otros 25 chicos aspirará a convertirse en el nuevo Caballero de España 2015. Un certamen de belleza que se ha consolidado, no en vano, ya va por la undécima edición. Y aunque estoy un poco metido en este mundillo quise saber cómo había sido la elección para llegar a la gran final. Comentándome que el camino a recorrer no ha sido fácil, ya que la primera criba fue en Huelva, donde quedó elegido para representar la belleza onubense. Después, me seguía trasmitiendo, viajó hasta Madrid al nacional y entre 52 aspirantes quedó  seleccionado para, junto a otros 24 jóvenes, estar en la gran final de Sevilla. Sin duda, me seguía manifestando, que muchos han sido los obstáculos hasta llegar a la gran final hispalense, por lo que una vez llegado a este punto sólo piensa en lograr, por qué no, el máximo galardón y traerse el título para la capital onubense. Vamos que le notamos con la ilusión por las nubes. También quise saber además de la posibilidad de conquistar el título, qué le aportaba el citado certamen, dejándome claro, la oportunidad para reforzar su trabajo en el mundo de los desfiles, que es por donde pasa su futuro profesional, ya que le gustaría dedicarse al mundo de la moda. Y como pueden ustedes apreciar mis queridos lectores en la fotografía que acompaña este comentario atributos no le faltan para llegar muy lejos en esta profesión tan ilusionante como compleja. Pero si me quedaba alguna duda que su carrera quiere decantarla por estos derroteros, añadía que desde hace pocas fechas está representado por Delphoss, una de las mejores agencia de modelos de Madrid. Por último, no quiso dejar en el tintero el apoyo incondicional que está recibiendo por parte de Desiré Franco, que es su delegada en Huelva en representación del citado certamen. Nosotros nos despedimos del amigo José Manuel con el deseo de que disfrute de la concentración del 16 al 19 que se llevara a cabo en  Albaida del Aljarafe, concretamente en la Hacienda Puerta Grande, y que ojalá se traiga para Huelva el título de Caballero de España.

Hoy mis queridos lectores y aunque esta sección va dedicada asiduamente a mi gente “guapa, simpática e inteligente de Huelva”, de ahí su nombre ‘Rincón Choquero’, no obstante, hoy  permítanme que me salte el guión y les hable de mis suegros, Luis Montero y Carmen Gallardo, que aunque nacieron en Constantina llevan 37 años residiendo en el poniente almeriense, concretamente en El Ejido y que disfrutaron de lo lindo con la Comunión de su nieta, su pequeña princesita Lidia Sáenz Montero. Sin duda, y pese a que tienen otros siete nietos, les puedo asegurar que la benjamina de la casa es su “ojito derecho”, no en vano los abuelos juegan y disfrutan más de sus nietos que cuando fueron padres. Yo he podido comprobar cada vez que me desplazo a visitarlos el vínculo tan especial que existe entre ellos basado en la diversión y en la complicidad que les proporciona pasar juntos muchos ratos de ocios. Pero si tenía alguna duda de la complicidad de Luis y Carmen con Lidia, y como le decía anteriormente, no les veo con asiduidad, pude observar mientras la ceremonia que de vez en cuando la bellísima Lidia les buscaba con la mirada. Y sobre todo durante el tentempié, donde la nieta se acercaba a la mesa de ambos a recibir sus mimos. Por cierto, y hablando del almuerzo, no quiero dejar en el tintero, los magníficos mangares que pudimos catar en el Restaurante Marisquería Nautilio del amigo Paco Fernández, un lugar que les recomiendo en el Club Nautico de Almerimar de El Ejido. Pero volviendo al tema que nos ocupa, me comentaba mi suegro que ya era hora de que tomase el testigo, que él tiene ganas de biznietos, y la verdad que lleva razón, pero obviamente eso no depende de uno, aunque no es menos cierto, que edad sí que tengo, pero de momento ninguna de mis hijas están dispuestas de hacerme abuelo. Me seguía manifestando Luis, que lo de ejerce de abuelo es algo maravilloso, ya que “sin contradecir a los padres, nosotros somos más flexibles, lo que nos permite establecer una relación o vínculo muy especial con los nietos basada en la complicidad, y donde lo que más prima es el amor”. Será cuestión de no perder la esperanza, porque la relación debe de ser más interesante, tanto para los abuelos como para los nietos, porque la relación entiendo es más relajada, al no tener la obligación de la crianza, sino el placer de mimarlos. En definitiva, que pasamos una bonita mañana en familia, donde Lidia fue la verdadera protagonista, y donde pude compartir con mis suegros  mesa y mantel, algo que hacía tiempo no hacíamos.

Página 5 de 11
UA-9333496-6