Félix B. Camacho

Félix B. Camacho

 

No recuerdo a quién le escuche decir que no existe mayor fábrica de recuerdos en la vida que las vacaciones. La mezcla de momentos mágicos bajo el sol, diversiones de playa y piscina y emociones sin sordina rebosan el álbum de nuestras vivencias y hace que, llegadas estas fechas, se despierte un deseo: ¿por qué no regresar a esos sitios?

Y las estadísticas dicen que volver al lugar donde has sido feliz es la opción preferida por muchos viajeros. Este el caso de la familia Van Lacke-Patat que, juntos a sus hijas Isabella y Serena, se han decantado un año más por las playas de El Portil. Mi buena amiga Elot Patat, una mujer camaleónica, bloguera, modelo, y que incluso se atreve a hacer sus pinitos en la televisión, me manifestaba, mientras compartíamos desayuno, que este núcleo residencial, perteneciente a Punta Umbría y Cartaya, tiene todos los ingredientes para unas vacaciones perfectas. Además de encontrar la tranquilidad, mar, sol y agradables temperaturas, no olvida su gastronomía, y, por supuesto, hay que sumarle que aún conservamos muchas amistades del paso de Fede por nuestra tierra defendiendo la camiseta del desgraciadamente desaparecido CB Ciudad de Huelva.

Durante nuestra distendida conversación, también me dejaba claro que San Sebastián, que es su residencia en la actualidad, es una ciudad maravillosa para vivir. Destacándome, sobre todo, ese paseo por la playa de la Concha, con restaurantes de prestigio dirigidos por afamados chefs o pasear por las calles adoquinadas de la parte vieja y disfrutar con esas tiendas de lujos, bares de pinchos o esas sidrerías que tanto le gustan por el magnífico ambiente que se respira en ellas, además  de poder encontrar una sidra rica con un menú que normalmente consiste en tortilla de bacalao, bacalao con pimientos, chuletón y queso y nueces de postre junto con toda la sidra que te apetezca beber. En definitiva, que me recomendaba que les hiciese una visita y conociese una ciudad que merece la pena y donde se han acomodado de maravilla. Tanto es así que sus hijas van a un colegio donde están aprendiendo el euskera y lo hablan casi a la perfección. Eso sí, por ponerle un pero, me decía que el sol brilla por su ausencia durante varios meses al año. Por ello me sugería que septiembre era un buen mes para visitar San Sebastián.     

Como no podía ser de otra forma, quise conocer algo más del futuro de Fede, a priori acabó contrato al final de la temporada, transmitiéndome que los dirigentes del conjunto donostiarra habían decidido su continuidad un año más por su rendimiento la campaña pasada y, sobre todo, por la experiencia que aporta a la plantilla el escolta argentino. También le comenté para cuándo la retirada. No hay que olvidar que Fede va camino de los 39 años y dijo que de momento se encuentra con fuerza para seguir jugando en la ACB, sólo hay que recordar otros míticos jugadores de baloncesto que estuvieron en la cancha con cuarenta y tantos años. No obstante Elo lo tiene claro, que cuando llegue el momento pretende quedarse a vivir en España, y que Fede quiere seguir vinculado al deporte de la canasta y ella al de la moda.

Lo que aún no sabemos en qué ciudad se establecerán, máxime cuando han sido unos trotamundos y en cada una de ellas han ido dejando una parte de su corazón, sabiendo integrarse perfectamente con sus gentes y sus tradiciones. Lo que sí tenemos claros que, al igual que Ana Obregón hizo famoso su posado de verano, Fede y Elo, junto a sus dos princesitas, volverán cada año a nuestras tierras y disfrutar por unos días de la magia que tenemos y quien la descubre no la puede olvidar. Hasta muy pronto familia

Viernes, 03 Agosto 2018 19:12

De boda con amigos del alma

 

 

Los amigos son esa familia con la que, aunque nos se comparta apellidos, se siente muy cerca. Sin duda es ese grupo con el que uno se ríe, disfruta de la vida y comparte momentos maravillosos y en los que encuentra su apoyo incondicional cuando lo necesitas, aunque no los veas con la asiduidad que te gustaría.

Eso sí, además de las redes sociales, los amigos del alma no son más de cinco. Y el pasado 28 de julio tuve la fortuna, junto a mi mujer, Lola Montero, de reencontrarme en mi Constantina natal con parte de ese grupo reducido de amigos que siempre están ahí. El motivo no fue otro que el enlace matrimonial de Ana Ávila Rodríguez y Ezequiel Muñoz Quintana, hijo de mis amigos de juventud Rafael y Robledo que, como no podía ser de otra forma, quisieron hacernos partícipe de un día tan especial.

En la imagen que ilustra esta sección podemos ver a la joven y guapa pareja, que actualmente está disfrutando de sus primeros días de casados en una romántica luna de miel por las magníficas playas del Caribe  

                            

Quizás por ello, y aunque esta vuestra sección ‘Rincón Choquero’ está pensada para traeros personajes onubenses, me vais a permitir mis queridos lectores que hoy me salga del guión para contaros los intensos momentos que vivimos durante la ceremonia y celebración en ‘El Venero de Móstoles’, un bonito entorno para un día único.

Al tratarse de una boda civil, el evento se convirtió en algo mucho más personal. Amigos y familiares pudieron leer y dedicar textos a los novios que hicieron que más de una lágrima rodase por las mejillas de los invitados. Especialmente muy emotivas fueron las palabras que Marina, hermana del novio, le dedicó a la joven pareja. Una ceremonia que terminó entre gritos y aplausos de los presentes cuando los novios se besaron.

Tras la ceremonia, llegó la hora de la celebración y, entre excelentes manjares y buenos caldos de la tierra, tanto mi mujer Lola como yo pudimos compartir y disfrutar de la mejor y más gratificante de las compañías. Como no podía ser de otra forma estuvimos con esos amigos de la juventud que, aunque nos vemos muy de tarde en tarde, parece que no ha pasado el tiempo. Vamos que podíamos decir, como la famosa frase atribuida a Fray Luis de León “Como decíamos ayer”, parecía no haber pasado el tiempo.

En definitiva, que fue una tarde noche inolvidable, donde pudimos alegrarnos con las ocurrencias de José Antonio Cuevas ‘Chico’ y de su mujer, Dolores Caneo, y de la amena conversación de Oscar Camacho y Pepi Martínez, que llegaron con su nuera, Miriam, y su hijo, Oscar, al cual no veía desde ufff… cuál no sería mi sorpresa, pues yo todavía tenia la imagen de cuando era niño y lo vi hecho todo un padrazo de sus hijos, Oscar y Hugo.   

Al final y tras una memorable velada nos despedimos con el compromiso de repetir una quedada esta vez en Huelva.

En esta otra imagen me podéis ver juntos a los padres del novio, Dolores y su marido ‘Chico’.

 

 

En uno de mis paseos matutinos por El Portil tuve la fortuna de encontrarme con el que fuese entrenador del Club Baloncesto Conquero y buen amigo Gaby Carrasco con el cual no coincidía desde su marcha a Hungría a entrenar al conjunto femenino Peac Pecst, debido al conflicto del conjunto onubense con la Federación Española y el Consejo Superior de Deportes que supuso la pérdida de categoría del equipo de Huelva.

Obviamente mi primera pregunta fue cómo había sido su experiencia por tierras húngaras, manifestándome que es algo que recomendaría a cualquiera que le pidiese opinión, pese que la sociedad española, tradicionalmente y hasta hace unos años, era muy “casera”, y le costaba salir del país. Quizás también este hecho se producía por lo bien que nosotros vivimos en él.  Pero cuando sales te das cuenta de la gran riqueza, tanto social como cultural, que también se puede encontrar lejos de nuestras fronteras.

Me decía más. Lo importante es querer dar el paso…y poder, ya que siempre puede existir detrás unas obligaciones o una familia que nos limiten. Por ello, está temporada, de momento, se va a dedicar a su faceta de empresario y así poder estar más cerca de su madre y de su hija Marta y poder disfrutar de Huelva, de su sol y de su olor a sal.

Eso sí, lo que tenía claro es que valoraba y mucho su decisión de entrenar en Hungría. Ha sido un país con muchas cosas de las que aprender y un buen lugar para crecer. Hasta que no sales fuera no te das cuenta, desde el punto de vista deportivo, el nivel competitivo que tiene la liga magiar. Aunque me dejaba claro que allí admiraban y mucho la metodología de entrenamiento que él había inculcado a sus pupilas.

Tampoco olvidé el preguntarle si la barrera idiomática había sido un problema, ya que entiendo que el baloncesto, al igual que en otros deportes, crear experiencias a través del discurso te hace ganar tiempo y defender argumentos. En este sentido, me transmitía que la fuerza del mensaje y la adaptación de tus ideas como preparador a las de una liga diferente necesitan de un tiempo que la propia competición niega, máxime cuando debes puntuarse mientras se construye un camino. Pero que su interlocución con las chicas era en inglés que, por cierto, él pensaba dominaba y ha sido allí con el trato habitual donde realmente ha llegado a perfeccionar.

Por último, y antes de despedirme no quise dejar en el tintero si había tenido alguna oferta de España para entrenar la próxima temporada, señalándome que sí, pero que no le habían seducido lo suficiente, pero que era una opción que no descartaba, ya que cuando decides dedicarte profundamente a una profesión, ésta te puede llevar a cualquier destino.

¿Recuerdas cuando eras pequeño y te subiste por vez primera a una bicicleta? Seguro que tu padre o tu madre te sostenía la misma para que no te cayeras, y en un momento dado, y cuando empezaste a pedalear tan rápido te diste cuenta de que tu padre estaba muy lejos de ti y que, definitivamente, estabas en la bicicleta solo. Es el instante que te percatas que ya tienes equilibrio y, sobre todo, que ya estás capacitado para volar solo. Sin duda, es el comienzo de un lindo camino en solitario.

Todo este preámbulo viene porque este fin de semana he tenido la oportunidad de tomar unas cervezas en mi refugio portileño y charlar plácidamente de lo divino y lo humano con mi buen amigo Luciano Martín Toscano ‘Luci’. De ahí mi introducción con el ejemplo de la bicicleta. Después de trece años de segundo entrenador junto al actual director de fútbol Joaquín Caparrós la próxima temporada estará al frente del filial sevillista, algo que según me comentaba el míster lepero es todo un orgullo, máxime cuando se barajaban para el banquillo, jugadores emblemáticos del sevillismo como Andrés Palop o Pep Martí. Pero está claro que Caparrós se decantó por el que ha sido su hombre de confianza y su mano derecha en los banquillos en los últimos años. Sin olvidar, que ya fue su fiel escudero sobre el terreno de juego hace muchos años cuando Caparrós dirigía al Recreativo de Huelva en el Grupo IV de Segunda B.

Eso sí, lo que pude apreciar durante la conversación es que, pese a la gran responsabilidad, estaba seguro de hacer un buen trabajo. Tenía claro que ha adquirido una amplia experiencia como futbolista, pero especialmente como segundo junto a Joaquín Caparrós. Recordar que su trayectoria ha pasado por banquillos como el RC Deportivo, Athletic Club, Neuxatel, RCD Mallorca, Levante UD, Osasuna y Al-Ahli catarí. Independientemente, según me manifestaba, estaba muy contento con el staff técnico, ya que seguirá como segundo entrenador Sebastián Corona, quien ya lo fue de Luis Tevenet la pasada temporada. Contando con José Luis Abad como preparador físico y Nacho Torres como entrenador de porteros.

También quisimos saber por dónde pasaban los objetivos del filial. Y ahí su mentor se lo había dejado claro, revitalizar la cantera que es por donde pasa el futuro de la entidad que preside Pepe Castro. Y de momento y por aquello que varios chicos del filial están entrenando con la primera plantilla, ha subido hasta siete chavales del juvenil y me manifestaba estar encantado con ellos. No sólo tienen juventud sino que además poseen mucha calidad.

Lo que tampoco dejamos en el tintero fue la situación actual de Real Club Recreativo de Huelva. No olvidemos que será uno de los rivales la próxima temporada, comentándome que, aunque la situación es bastante complicada, confía y desea que todo le vaya bien al club de su tierra.

Por último, y por aquello que “es de bien nacido ser agradecido”, refrán que recuerda la importancia de la gratitud. Gracias amigo por tus regalos.

 Muy feliz, diría inmensamente feliz, pude ver al polifacético escritor y buen amigo Diego Lopa. El motivo no es otro que la Asociación de Vecinos SANTA ANA del Barrio del Matadero lo ha designado para el Pregón de la Velá de Santana, que se celebrará el próximo día 20 en la Escuela de Arte León Ortega de nuestra capital.   

Sin duda magnifica elección, pues Diego es un acérrimo luchador por mantener las costumbres de su tierra, algo que ha mamado desde pequeño, tanto en la escuela como en la familia, que es donde realmente se forman los niños en la cultura popular, la que está escrita y, acaso la más importante la que no está.

Por tanto, recomiendo a todos mis lectores de esta sección su asistencia, pues de seguro no saldrán decepcionados. Pues conociendo a Diego, y según me comentaba, no será un pregón al uso, ya que se alejará de fechas, estadísticas y archivos. Para de su mano pasear y recordar a los personajes, negocios y costumbres del emblemático barrio del Matadero. En este punto me manifestaba que le ha sido de una gran utilidad PEPE MÁRQUEZ (abuelo de nuestra cantaora Rocío Márquez) que durante años regentó la taberna LA MADRILEÑA y que con más de 90 años tiene una memoria prodigiosa. 

Pero si ya de por sí es de lo mas atractivo el citado evento, me trasmitía Diego que en diversos momentos del acto le acompañarán la Orquesta Sinfónica Municipal y el cantaor Jeromo Segura, acompañado a la guitarra por María José Matos, que cantarán un par de fandangos con letras alegóricas al barrio donde nació.  

En lo personal, lo vimos tremendamente ilusionado de que su hijo Diego, sea el presentador del acto.

En definitiva y valga la redundancia, si quieren pasear por las tabernas, panaderías, barberías, puestos de ultramarinos, vaquerizas y curiosidades cotidianas con personajes de la historia menuda del barrio; no dejen de asistir el viernes 20 a la Escuela de Arte León Ortega, pues Diego que es autor de libros como Las Caras de Huelva y William Martin, entre otros, además de tener su programa en Huelva Televisión, no les dejará para nada indiferente.

 

Como muchos sabéis actualmente estoy disfrutando de mi residencia veraniega de El Portil, lo que no es óbice para que alguna vez que otra tenga la necesidad de acercarme por la capital onubense. Y precisamente hace unos días estuve haciendo unas gestiones por el polideportivo Diego Lobato y tuve el placer de coincidir con la psicóloga y presidenta del Club Rítmico Colombino, mi buena amiga Nazaret Vélez.   

Negar que es un auténtico placer charlar y, por qué no aprender, de esta joven onubense que se encuentra entregada a su profesión y al deporte que desde niña practicó y hoy trabaja para otras chicas de Huelva desarrollen y se ilusiones con una disciplina que les hará crecer como deportistas y, lo que es más  importante, como personas.

Nazaret echaba la mirada atrás y se le venían infinidad de recuerdos, anécdotas y, sobre todo, los éxitos de las jóvenes gimnastas de su club, que como pueden imaginar centró prácticamente el largo tiempo de nuestra placentera conversación.

Sin duda, mucho ha llovido desde aquel lejano 1986 en que Matilde Esteban fundara la entidad, ya que entendía la necesidad de dar salida a un grupo de jóvenes gimnastas que habían iniciado su andadura en la Escuela Rítmica ´Las Américas` 

A Nazaret la veíamos emocionarse cuando me narraba, como gracias al esfuerzo de entrenadoras y gimnastas el club se ha convertido en todo un referente, tanto a nivel local, andaluz, nacional y campeonatos europeos, logrando infinidad de veces subir al pódium, desde 1987 donde participaron por vez primera en los campeonatos de Andalucía, logrando dos medallas de plata.

No pudo olvidar de mencionar a la  ex gimnasta Verónica Ruiz, icono y la más laureada deportista de club que actualmente dirige, no en vano logró el ascenso a primera categoría y su incorporación a la selección nacional absoluta, participando en el campeonato del mundo de Patras (Grecia) y en los juegos olímpicos de Pekín 2008, entre otros grandes eventos.

Qué delicia poder mirar los ojos de Nazaret y ver cómo se le iluminan y transmiten el orgullo de ver recompensado el trabajo tanto de sus ‘chicas’ como de todo el cuerpo técnico del club al ver como se reconoce por parte de distintas entidades el trabajo y esfuerzo que el club está haciendo para que sus gimnastas puedan llegar lejos en cualquiera de las modalidades. De hecho, hace pocas fechas la entidad fue galardonada por la Asociación Onubense de la Prensa Deportiva con el premio ‘Promesa Deportiva’.    

Desde este vuestro espacio mis queridos lectores sólo desear y reconocer el gran trabajo en común que están llevando a cabo un grupo joven de antiguas gimnastas, como Andriana Stoyanska, Soraya Rivera, Ana Benítez y Nazaret que, junto a Matilde Esteban, está dando sus frutos. Tanto es así, que el mes pasado han participado en el Nacional Absoluto (Guadalajara) con Ángela Martin, subcampeona de España alevín 2017 y en el Nacional de Clubes (Zaragoza) con Jezabel y Adriana Morales, proclamándose ésta última subcampeona de España benjamín cuerda y ambas quintas de España por equipos.

Si como presidenta, psicóloga y entrenadora estuvimos dando un repaso a la actualidad de la entidad, no quise dejar en el tintero su época como gimnasta, manifestándome que ella formó parte como gimnasta del club durante 11 años, desde los 5 hasta los 16, cuando lo dejó todo para centrarse en sus estudios.  Eso sí, me dejaba claro que durante esos años aprendió a amar el deporte, además de enseñarle hábitos, rutinas y valores, sin olvidar los momentos únicos de compartir con compañeras viajes, alegrías, esfuerzos, entrenamien­tos, risas y algunas medallas y algún que otro pódium.

En definitiva, que disfruté escuchando con la pasión que hablaba de su deporte favorito, recomendándome que invitásemos a todos los niños y niñas que conozcan la gimnasia rítmica y la practiquen con ellas en el polideportivo Diego Lobato, sede del Club Rítmico Colombino.

En la imagen que ilustra esta sección, podemos ver a Nazaret, junto a Ángela Martin, Jezabel y Adriana Morales, esta última flamante subcampeona en el Campeonato de España de Gimnasia Rítmica.

 

Viernes, 11 Mayo 2018 19:31

Quin Costa no olvida su paso por Huelva

Hablar de baloncesto esta temporada en Huelva es inexorablemente necesario hacerlo CDB Enrique Benítez, máxime en esta edición de la liga EBA que ha hecho disfrutar y soñar a una afición, que semana tras semana ha acudido en masivamente para, entre equipo y afición, pelear por el ascenso, algo que finalmente no pudo ser por clasificación. No obstante, se ha abierto una nueva puerta para que el equipo onubense pudiera el año que viene militar en la LEB Plata, ya que con la reestructuración de la categoría en dos grupos posibilitaría de que el club onubense, que ha demostrado tener un gran respaldo de seguidores, algo importante para dar este importante salto y con ello que se volviera a vivir en Huelva un baloncesto de altura. La felicidad, desgraciadamente, no será completa hasta que el club no consiga el compromiso institucional y empresarial onubense para alcanzar, según las estimaciones realizadas por el club, de alcanzar la cifra de 170.000 euros para poder ocupar plaza en la categoría. Sin duda, sería el colofón para agradecerle a Javier Rodríguez Walls sus 44 años ligados al mundo de la canasta y, como no, a nuestro veterano periodista y amigo Manuel Ortiz Trixac, Boby, que es otra de las personas que se han significado siempre por su trabajo en pro del baloncesto onubense.

Toda esta gran noticia, mis queridos lectores de esta vuestra sección, también me ha servido de prólogo porque mientras paseaba hace unos días con el amigo Carmelo Merchán coincidíamos en una céntrica calle de nuestra capital con un viejo conocido del mundo de la canasta como es Quin Costa, que, aunque sus mayores éxitos deportivos los disfrutó defendiendo como jugador la camiseta del F.C. Barcelona, y como ayudante de Aíto García Reneses tanto en el club catalán como ayudante de la Selección española que consiguió la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Pekín. No es menos cierto, que aquí en Huelva se le recuerda con cariño por sus temporadas, que ejerció como entrenador CB Ciudad de Huelva, logrando luchar por el ascenso a Liga ACB o colarse en la lucha por la Copa del Príncipe.

Con el baloncestista catalán estuvimos conversando un ratito de lo más ameno y quisimos saber un poco de su vida, comentándonos que había venido a Huelva a vender una propiedad que todavía tenía por estos lares. Y que ahora a sus 60 años su vida es más tranquila, aunque todavía sigue vinculado al baloncesto, concretamente, nos manifestaba que estaba entrenando al Bàsquet Girona, club que fue fundado en 2014 por el jugador de la NBA Marc Gasol.

Pero, no obstante esta relación con el mundo del baloncesto era por aquello de matar siempre el gusanillo que todo jugador y después entrenador siempre lleva en el cuerpo y que imposible apartar. Ahora, nos señalaba, su trabajo pasa con el sector turístico y, más concretamente con el hotelero. De hecho nos comentaba que después de Huelva se marchaba para el Algarve, donde tenía temas pendientes que cerrar. Eso sí, nos dejaba claro que todo lo hacía desde casa y por internet, ya que, a ciertas edades, lo que hay que hacer es vivir y si es bien, mejor.

En definitiva, que como la notaría le cerraba nos despedimos deseándole una grata estancia en nuestra ciudad, aunque tan sólo fuese por unas horas y que su recuerdo aún continuaba en muchas de las retinas de los amantes del baloncesto.

Mayo siempre ha sido conocido por el mes de María, el mes de las flores. Pero, no es menos cierto, que también es el mes de las comuniones. Sin duda es la celebración más esperada para las niñas o niños católicos, entre 8 y 12 años. Pero para llegar a ese momento tienen que acudir a un curso de catequesis, que normalmente dura un par de años, un periodo donde los chavales conocen quién fue Jesús, las oraciones religiosas, qué significar comulgar, etc. Aunque entiendo que, en los últimos tiempos, se está perdiendo un poco el sentido real de la Primera Comunión para convertirse en un acto social, que, en muchas ocasiones, e incluso podría compararse a la celebración de una boda, en cuanto a parafernalia me refiero. Sin embargo, no dejo de comprender que es una fecha muy especial y, por tanto, una buena oportunidad para reunirse familiares y amigos y gozar de un día tan especial.

Y todo este largo preámbulo viene a colación porque hace unos días me encontré con unos amigos, que al igual que muchos otros padres, es lo que prepararon con todo el amor del mundo, concretamente me estoy refiriendo al matrimonio formado por Luis Arias Santos y Belén Torres Alarcón, padres de Luis Arias Torres, de 9 añitos, que cursa 4º de Primaria en el colegio público de Prácticas, y el verdadero protagonista, de un día muy especial, ya que recibió el ‘Divino Pan de los Ángeles’ el pasado día 1 de mayo en la parroquia de San Sebastián de manos de su párroco, José Antonio Omist, para posteriormente disfrutar de una exquisita celebración en la Hostería La Rábida, donde familiares y amigos pasaron un rato de lo más ameno y agradable.

Pero si todos gozaron de una bonita jornada, según me comentan sus abuelos maternos, Francisco Torres y Carmen Alarcón. Ellos lo vivieron de una manera muy particular, máxime con el vínculo muy especial que tienen con su nieto Luis, cosa que no dudo. Paco y Carmen, además de amigo, son vecinos y casi a diario observo la conexión que existe entre ellos basado en la complicidad que les proporciona pasar juntos muchos ratos de ocios.

 

Nosotros desde esta ventana semanal nos congratulamos de que disfrutaran de una efeméride tan importante, tan sólo mis queridos lectores de esta vuestra sección, recordarle al pequeño Luis, que ese pan de vida que ha recibido lo recuerde en cada tramo de su existencia y que siempre procure hacer el bien, ya que con ello al final conseguirá el premio que todos los cristianos queremos.

 

 

Al compás de palmas por Huelva y al grito de “Carolina, Carolina”, de un repleto Palacio de Deportes, la onubense y cabeza de serie, sigue con paso firme su caminar en el Europeo de Huelva, al vencer en 33 minutos (21-14 y 21-7) a la suiza Sabrina Jaquet. Y es que la tricampeona europea reconocía que jugar en su casa y ante su gente hace que le “afloren las emociones”, pero tiene claro que debe saber “controlar sus emociones”.

Esos sí, reconocía que la rival que le ha tocado en cuartos de final, la danesa Natalia Koch Rodhe, es un poco más complicada. Es sabedora que todas las danesas la tienen muy bien estudiada y saben cómo jugarles.

Precisamente éste fue uno de los temas que comentaba con el bicampeón del mundo y campeón de Europa de Duatlón, Emilio Martín, el cual, y pese que anda muy liado con los entrenamientos cara al Campeonato del Mundo, no ha dudado en asistir junto a su hijo, Olmo Martín López, como se puede apreciar en la imagen que ilustra esta vuestra sección, en abrigar y animar a Carolina. Me decía estar convencido que, pese a la dura rival, del triunfo de su paisana y amiga, ya que ésta se ha preparado concienzudamente para revalidar el título en su tierra. Algo que Emilio está no lo pone en duda en ningún momento, máxime cuando ha podido comprobar la buena precisión en defensa y gran seguridad en ataque que la jugadora onubense está demostrando en estos primeros compases del campeonato y en donde ella misma reconocía está “poniendo en práctica nuevas estrategias de juego”.

Y como no podía ser de otra manera, no dudé en felicitarlo personalmente por su sexto título de campeón de España, logrado hace pocas fechas en Avilés. Y obviamente no quise dejar en el tintero, cómo se encontraba cara al próximo mundial, manifestándome que seguirá "luchando" para que 2018 se "parezca" a 2017 y que su objetivo es reeditar el título mundial el próximo julio en Dinamarca.

En definitiva, que un día más hemos podido comprobar, como decíamos ayer, que en eventos de esta índole no faltan ilustres onubenses dispuestos a apoyar a nuestra paisana Carolina con su presencia en el Palacio.

 

 

Llegó el día esperado para Carolina Marín, tras varios años sin disputar un partido en su tierra, la campeona olímpica, bicampeona mundial y tricampeona europea de bádminton, reaparecía ayer en el Palacio de Deportes que lleva su nombre y lo hacía nada más y nada menos para disputar en el Europeo 2018.

Y como no podía ser de otra manera, el pabellón estaba casi repleto de onubenses, ataviados con la bandera de España, camisetas del Recre y con pancartas de ánimos a nuestra paisana. No dejando a ninguno de los presentes desilusionados. Carolina venció con facilidad a la francesa Batomene, dando muestra de su entrega, fuerza, y concentración, armas que estamos seguros, queridos lectores de esta vuestra sección, que le volverán a llevar a lo más alto del pódium al final de la competición.

Y como cualquier acontecimiento de altura tiene que contar con la presencia de ilustres onubenses, pudimos saludar al sanjuanero Jesús Quintero, más conocido por su mítico espacio radiofónico y televisivo ‘El loco de la colina’, el cual iba acompañado de su chica, la bella Sonia Blanco, que quisieron arropar a nuestra campeona. Jesús me comentaba que él era un apasionado del juego de la onubense, que le había llevado tan lejos y que no sólo basta con disciplina o talento, que también, y muy importante en el deporte, es el trabajo y en eso Carolina es todo un ejemplo.

Con el gran comunicador y su chica, dejando aun lado el partido de bádminton, no perdimos la ocasión, junto a mi buen amigo Carmelo Merchán, de preguntarle por dónde pasan sus proyectos actualmente. Manifestándonos que se traía entre manos la posibilidad de escribir su biografía. De hecho, lo había hablado con Alberto Rodríguez, director de la película ‘La isla mínima’ y que también se hallaba inmerso en la preparación de un programa de actualidad con su sello personal. No obstante, Jesús es consciente que con los momentos de crisis que están pasando algunos medios, la tarea es ardua y difícil. Eso sí, él estaba convencido de que sería todo un éxito.

Para finalizar, conversamos de su época en RNE en nuestra ciudad, y más tarde en la capital del reino, transmitiéndonos que era algo que añoraba, ya que la radio era y seguirá siendo su pasión. Al final nos despedimos y nos emplazamos para tomarnos este verano un vino en El Portil, donde el suele pasar bastantes temporadas, ya que tiene un chalet en un lugar paradisíaco.

 

Página 1 de 37
UA-9333496-6