Sábado, 18 Enero 2014 00:28

Disfrutar de la jubilación es un arte

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

La palabra jubilación está emparentada con júbilo, o sea, alegría. Se supone que, más allá del cese laboral es la culminación de una etapa de compromiso social, para pasar a otra descargada de expectativas. Es como pasar de lo duro a lo suave.

Es vivir el júbilo de levantarse por la mañana y disponer de todo el día por delante. El júbilo de hacer lo que a uno le venga en gana. Y todas esas sensaciones eran la que trasmitía mi amigo y paisano Fernando Lozano, que el pasado día siete y tras una larga vida laboral, había cesado como funcionario. Este fue el tema de conversación que tuvimos, sin olvidar nuestros años de juventud en Constantina. Eso sí, aunque tan sólo lleva unos días disfrutando de su nueva etapa, me recomendaba que en cuanto pudiese, no lo dudara, y que me apuntase a la vida ociosa, que ya llevamos muchos años en el tajo. La verdad, que la propuesta no es mala, pero de momento y por aquello que soy unos años más joven que el, no me queda otra que esperar. ¡Que más quisiera yo!  

Ajetreado pero feliz, así pudimos ver a Pablo Contreras, gerente

 

UA-9333496-6