Lunes, 13 Noviembre 2017 16:29

Fran Martínez cuelga unas horas la toga para ejercer de padre con su hija Isabel

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

 

El pasado sábado y cuando me encaminaba hacia el Gran Teatro para ver la película ‘Resort Paraíso’ dentro de unas de las secciones del Festival de Cine  Iberoamericano, concretamente, ‘Talento andaluz’ me encontré con mi buen amigo y prestigioso abogado Fran Martínez Algaba, con el cual hacía meses que no coincidía. A éste lo vi ejerciendo de padre, junto a su bellísima hija Isabel Martínez Prieto, que está hecha toda una princesita como se puede apreciar en la imagen que ilustra esta sección.

Con ellos estuve conversando un ratito de lo más ameno, manifestándome Fran, que había aprovechado el sábado para salir con su hija y recoger un regalito que tenía pendiente por el día de su cumpleaños, ya que el pasado día 9 cumplió nueve añitos. Lo que me sorprendió, además de la belleza y simpatía de Isabel, es lo extrovertida que es. Me comentaba que estaba feliz en el Colegio García Lorca de nuestra capital, que es donde está cursando 4º de Primaria, centro donde además de contar con un buen profesorado, tiene muy buenos amig@s y compañer@s, con quienes se lo pasa muy divertido. De hecho, me seguía transmitiendo, celebró su fiesta de cumpleaños con todos ellos en el McDonald`s y que disfrutó bastante. Mientras charlaba Isabel, el padre la miraba como diciendo que rápido se me está haciendo mayor.

Tampoco desaproveché la ocasión para hablar con Fran del Recre y sobre todo de golf, que son sus dos hobby. Del Decano me manifestaba que quizás le había desilusionado el arranque liguero, ya que por plantilla y presupuesto esperaba más. Pero que confiaba que con el cambio de entrenador la cosa diese un giro de 180º y que poco a poco fuese acomodándose en el lugar que le corresponde en la tabla clasificatoria. Y en cuanto al golf, decía que no lo practicaba todo lo que realmente le apetece, ya que el trabajo no le deja todo el tiempo que le gustaría ya que su gran profesionalidad está haciendo que cada día tenga más clientes que demandan sus servicios.

Al final nos despedimos con el compromiso de llamarnos en breve y concertar un almuerzo y unos vinos y hablar más relajadamente de lo divino y lo humano, y recuerda que a veces hay que dejar la toga en la percha y disfrutar de las grandes cosas que nos regala la vida, como la hija tan linda que tienes.

           

 

 

UA-9333496-6