Lunes, 17 Julio 2017 18:19

Moisés Quintero ‘Petichico’, ilusionado con su debut de luces y con su próxima paternidad

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)

Tengo claro que ninguna figura del toreo llega a través de un camino de rosas, pero hay quien de la flor sólo toca la espina. Es el caso de Moisés Quintero ‘Petichico’. El dice que es de profesión torero, por afición, por vocación, por necesidad, porque cree que la vida le ha señalado un camino y se apresta a cumplirlo a pesar de los pesares. Los modestos han de aprovechar cada día lo que parece el último tren, muchas veces con destino a la nada, y han de hacerlo en inferioridad de condiciones porque no pueden estar puestos aunque tengan que poner todo lo que tienen. 

Sin duda, no se trata de un examen, se trata de luchar por un destino, y aunque no ha toreado mucho, sí que tendrá una nueva oportunidad de demostrar que sirve para esta difícil profesión. Y nada más confirmar que estará en los carteles de la localidad onubense de Valverde del Camino, donde hará su debut de luces, me llamó para comunicármelo. Está claro que además de torero es un chaval muy agradecido y no olvida que le demostré mi apoyo incondicional haciéndole su primer reportaje. Tras conversar un ratito me pude percatar de lo ilusionado que está por enfundarse su vestido de torear corinto y plata y que llegue las 19.00 horas del próximo 18 de agosto para hacer el paseíllo cruzando la arena del ruedo, con las zapatillas y el capote de paseo de cuando su padre era banderillero, junto a otros dos onubenses, el ayamontino Adrián Orta y el palmerino Raúl Parra. 

Durante la amena conversación también quiso hacerme partícipe de otra grata noticia y que quizás sea por lo que quiere conseguir triunfar, cueste lo que cueste. Y no es otra que a primero de octubre su chica, Patricia Díaz Burgos, le hará papá de un niño, algo que les hace muy feliz a la joven pareja. 

En definitiva y tras la conversación, sólo me quedó desearle todo lo mejor y le recordé que todo en la vida tiene un coste, y que si se quiere llegar hay que asumirlo. Despidiéndose con esta frase, que aunque las novilladas son muy duras, si quieres ser torero no queda más remedio que darlo todo en el ruedo y él está dispuesto. Suerte maestro y nos veremos en Valverde del Camino.

En las imágenes que ilustra esta sección, se me puede ver en una de ellas junto a Moisés en un tentadero que asistí el pasado invierno. Y en la otra al joven novillero rematando una serie con la muleta.

UA-9333496-6