Lunes, 24 Abril 2017 15:22

‘Café Taray Tapas’, un nuevo espacio donde el picoteo se convierte en arte

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

No sé a quién le escuché o le leí  que las opiniones además de respetables son libres y los hechos sagrados.  Esta primeras palabras me vienen por aquello que Huelva celebra durante este año su título de Capital Gastronómica 2017. Y por mucha fama o estrella Michelín que pueda tener un restaurante siempre habrá quien prefiera un plato de cuchara o unas  albóndigas de choco en salsa, vamos la cocina tradicional y menos cocina sofisticada elaborada con nitrógeno. Con esto no quiero decir que esté en contra de las nuevas tendencias gastronómicas, pero sí que cuando se hable de restaurantes onubenses siempre salgan a resplandecer los clásicos establecimientos. Por ello hoy, mis queridos lectores, permítanme que saque a relucir ese crítico gastronómico que todos llevamos dentro y les hable del ‘Café Taray Tapa’, un nuevo espacio muy pequeñito, aunque actualmente lo están ampliando, pero que tiene una magnífica terraza y que está ubicado en la céntrica Avenida de Pablo Rada de nuestra capital y que regenta María José Martín Victorino y su chico, Antonio Pérez Toscano, y donde se tapea de escándalo. Me decía un amigo con el que suelo visitar el citado establecimiento con alguna asiduidad, que no se me ocurriese promocionarlo en esta vuestra sección, pues corremos el riesgo que al compartir el descubrimiento entre todos ustedes de esta ventana semanal al poco tiempo se masifique y deje de ser bueno.  Vamos que quería que guardase el secreto, comentándole que preciándome de  conocer a Maria José y Antonio estoy convencido que no son de los que se dejan impresionar por la popularidad y que siempre ofrecerán lo mejor sin variar un ápice su estilo. Personalmente me van a permitir que les recomiende  algunas de las sugerencias de la casa como los calamares rellenos de morcilla sobre base de salmorejo y vinagre de módena o el rissoto negro de calamares con ali-oli o unas carrilleras al tinto de pitarra, sin olvidar los pescados de la costa o las carnes ibéricas de nuestra tierra. En definitiva, que desayunar o tapear bien es posible sin dejarse el presupuesto en ello y que a veces hablar de informalidad no implica renunciar a una buena gastronomía, sin desistir a un buen servicio y trato muy cordial.  Por ello les recomiendo una visita a ‘Café Taray Tapa’ y estoy seguro que cuando lo conozcan y saboreen sus exquisiteces seguro que me lo van a agradecer y esta, vuestra sección, será también recordada por mis descubrimientos  gastronómicos.

UA-9333496-6