Lunes, 26 Diciembre 2016 11:44

La solidaridad de Miguel Angel Campos con sus ex compañeros en el Recreativo

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Tengo muy claro que la solidaridad es uno de los valores humanos más importantes y esenciales de los seres humanos. Es lo que hace una   persona cuando otra necesita de su ayuda y lo que es mejor, sin recibir algo a cambio. Y aunque la solidaridad no es obligatoria, no es menos cierto que es una sensibilidad o compromiso entre los que pueden ser capaces de ayudar a alguien en situaciones complicadas, sean de la índole que sean. Este preámbulo viene porque el pasado viernes y con motivo de la manifestación silenciosa de los trabajadores del Real Club Recreativo de Huelva y de la Fundación Recre, a las puertas del Consistorio onubense, debido a las quince mensualidades pendiente de pago por parte de la entidad albiazul, pudimos ver como hasta allí se acercaron para mostrarles su empatía, miembros de la Federación de Peñas, el Trust y el Frente Onuba con Jairo Suárez a la cabeza, al que por cierto vimos bastante recuperado tras su dolencia. Tampoco faltaron políticos como, Willy García de Longoria, Juani Carrillo o el edil de la Mesa de la Ría, Rafael Gavilán. Igualmente anduvieron por allí aficionados, familiares y amigos de los empleados y también se notaron ausencias importantes, ya que no hubo ninguna representación de la primera plantilla albiazul, a excepción de su entrenador, el onubense Juan Manuel Pavón. Pero quizás entre todos los asistentes quien más me llamó la atención de los que se dieron cita en la plaza de la Constitución fue ver a mi buen amigo Miguel Angel Campos, el que fuese ex empleado del club más vetusto del país y en la actualidad ejerciendo de preparador físico del Granada C. F, junto al míster Lucas Alcaraz. Con éste y Nardy La Fuente, a los que podemos ver en la imagen que ilustra esta sección, estuve conversando mientras una comisión de empleados, encabezada por Pedraza y Raúl Molina, entre otros, subía a alcaldía  a hablar con Gabriel Cruz. Miguel Ángel me manifestaba que, a pesar de la distancia, seguía el día a día de la entidad albiazul y que le preocupaba y mucho todo lo que estaba aconteciendo en el Decano y que esperaba, aunque lo veía muy complicado, un final feliz. Y en cuanto al Granada, me transmitía que, siendo la situación difícil, estaba muy ilusionado con mantener la categoría, si bien en la plantilla hay muchas nacionalidades y mucha juventud, no es menos cierto, que también existe mucha calidad. Al final nos despedimos, deseándonos unas felices fiestas y con la ilusión que tanto Granada, como Recre, logren sus objetivos.

UA-9333496-6