Lunes, 14 Noviembre 2016 11:27

María José Varela, una joven enamorada de la pintura

Escrito por 
Valora este artículo
(17 votos)

Pasear por el nuevo paseo marítimo onubense es todo un cúmulo de sensaciones diarias. Esta vez sí creo que Huelva ha conseguido acercar a los ciudadanos a la ría y, como decía, dejar que los sentidos se empapen con este rincón catapultado con las obras del Gobierno central. Ahora nos queda dar un pasito más y conseguir un mayor esplendor, para mí, de la joya de las maravillas de Huelva ciudad, el muelle del Tinto.

Cada día que voy a pasear por este enclave me encuentro también con nuevos maravillosos personajes, que como en esta ocasión transmiten sentimiento e ilusión por el presente y futuro, algo poco habitual en estos tiempos. De ahí que hoy os dé a conocer un nuevo descubrimiento, concretamente, a la inquieta María José Varela Garrido. No pude dejar de acercarme a ella al verla con su caballete y sus útiles de pintura en este mágico rincón para trasladar todo su arte a un papel de acuarela. Ella me comentaba, nada más que iniciar nuestra conversación tras una breve presentación por mi parte, que siendo niña cuando jugaba en el cabezo de la Horca, entre los depósitos de agua de la compañía Minas de Riotinto, que algunos bautizaron como las piscinas de los ingleses, no en vano algunos chavales se bañaban allí en verano, y que bautizamos con motivo del V Centenario como parque Alonso Sánchez tras una mal planeamiento de este lugar. María José, continuaba contándome que desde la célebre casilla del guarda, donde habitaba su abuela Dolores, se quedaba embelesada mirando los cabezos y con una libreta y la caja de lápices de Alpino, le gustaba plasmar y colorear lo que podía visionar. Una pasión que se fue incrementado, según me seguía manifestando, cuando empezó a cursar sus estudios en el colegio Moliére de nuestra capital. Aunque no es menos cierto, que con el paso del tiempo, abandonó el hábito de la pintura, aunque siempre estuvo rodeada de colores, no en vano su padre, Pepe Varela, tuvo un taller de chapa y pintura en la barriada de el Molino de la Vega ‘Talleres Varela`. Me seguía transmitiendo que siempre tuvo claro que le gustaría que el arte formara parte de su vida, y por si acaso se le olvida, me decía que tiene un amigo, concretamente en Bricoarte, que siempre le anima a que siga dando rienda suelta a su creatividad. De hecho, me señalaba María José, que se encontraba pintando una perspectiva de mi lugar favorito, el muelle del Tinto, ya que a ella le gusta salir al aire libre para descubrir nuevos paisajes, sentirlos y arrancarles su secreto sobre el papel de acuarela, utilizando varias técnica como el óleo o la cera, además de otras, aunque prefirió utilizar el secreto del artista. La joven se considera una artista autodidacta o lo que es lo mismo que su trabajo se basa en el conocimiento adquirido por la experiencia y su propio juicio crítico. Para terminar esta vuestra sección les podemos adelantar que María José, animada por su encantadora familia y amigos, se ha tomado en serio lo de dar a conocer su obra y ya cuenta con una buena cantidad de obras, que seguro que el próximo año podremos disfrutar del trabajo artístico de esta joven choquera.

UA-9333496-6