Martes, 09 Agosto 2016 16:12

Rafa Pinto ultima su nuevo trabajo, que podremos disfrutar en el Museo Provincial

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)

Hace años que descubrí las obras de Salvador Dalí y desde el principio quedé fascinado de su trabajo. De él decían que era un genio extravagante con sus obras, pero también con sus palabras. Quizás una de sus frases más significativas es aquélla que dijo “entre un loco y yo, es que el loco cree que no lo está, mientras que yo sé que lo estoy”. Y miren ustedes, mis queridos lectores, que las pocas veces que he hablado con el amigo y artista onubense Rafa Pinto y, sobre todo, que he asistido a sus exposiciones para ver sus creaciones me ha venido a mi retina el artista catalán. De hecho, este preliminar viene porque hace unos días coincidía con Rafa y me contaba con esa vehemencia y pasión que le caracteriza, que tras casi un año de trabajo está a punto de terminar la exposición que con el nombre de ´Vooyeur´ (solo puedes mirar) inaugurará el próximo 29 de septiembre, a las 20.00 horas, y que podrán visualizar todos ustedes mis queridos seguidores, hasta al 9 de noviembre en el Museo Provincial de Huelva, concretamente en la sala Siglo XXI, que permanecerá abierta en horario de 9.00 de la mañana hasta las 20.30 de la tarde, de martes a domingo.

Me transmitía en primicia para todos los lectores que semanalmente se asoman a esta ventana denominada ´Rincón Choquero´, que la muestra va sobre edificios abandonados o no habilitados de la capital onubense a los que les dará vida. Eso sí, mirados desde sus ojos, que quien lo conozca sabe que hay mucho de humor e ironía. Supongo que la mayoría conocerá la trayectoria artística, desde que comenzó sus estudios en la Escuela de Arte León Ortega, donde se formó en Artes Plásticas, además de decoración interior, cerámica y algunas que otras disciplinas, hasta que finalizó su formación en la capital hispalense. Y les puedo asegurar que desde aquella primera exposición denominada ‘El hijo del pescadero’, en alusión al trabajo que realizaba su padre en pescadería, sus trabajos no han pasado desapercibido para el público. Sólo recordar que cuando Rafa coge el pincel y llena los lienzos de color, luz y materia con esa rebeldía y provocación que le caracteriza, les puedo asegurar que no les deja indiferente. Por todo ello, les recomiendo que anoten en rojo en el calendario la fecha del 29 de septiembre, pues no se pueden perder la obra pictórica de este artista onubense que otorga a sus obras ‘un no sé qué’ que mueve al espectador a una contemplación ensimismada y reflexiva. Además les garantizo que habrá muchas sorpresas, pues igual el Banco de España se convierte en una peluquería o el edificio de la antigua Hacienda en un bazar chino. Incluso las paredes de la sala Siglo XXI puede cambiar de color por vez primera.

UA-9333496-6