Lunes, 11 Abril 2016 08:31

Claudia Mazo García ha encontrado el equilibrio entre estudio y deporte

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Lo de Claudia Mazo García es un no parar o, al menos, eso me comentaba hace unos días con la que coincidí en una céntrica calle de nuestra capital. Y es que  uno de los mayores problemas para todos los deportistas es encontrar el equilibrio entre deporte y estudio. Sin duda ellos viven en un mundo en el que hay que organizar bien el tiempo, establecer objetivos, superar las adver¬si¬dades, ponerse retos y auto gestionarse. Algo que parece que Claudia lo tiene muy asumido, ya que sus padres, Antonio y Carmen, le han inculcado desde pequeñita que se puede compaginar el deporte, en este caso el voleibol, que es lo que practica, con una buena formación. Y vaya si lo está logrando esta bella jovencita que, a sus 14 años, según me manifestaba, lleva sus estudios de segundo de ESO en el IES Alto Conquero con muy buenas notas. Pero sin en la enseñanza va de lujo no digamos en su deporte favorito, pues me ha¬blaba entusiasmada que a primero de mes había estado en Cartagena, participando en el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas y que habían logrado traerse para nuestra tierra la medalla de bronce en la categoría de infantiles, tras hacer una magnífica competición. Aunque en semifinales no pudieron con la potente selección asturiana, que a la postre se proclamaría campeona de España, pese a que el choque fue muy igualado. En la imagen que ilustra esta sección podemos ver a Claudia feliz y contenta con la bandera de Andalucía y fardando con su medalla de bronce al cuello.

Pero si en Cartagena brilló con luz propia con su selección, este pasado fin de semana en Almería ha estado compitiendo en el Campeonato de Andalucía con su Club Voley Estuaria de Huelva, que dirige Roland Lozano, logrando vencer en el primer partido de la fase de grupo 3 – 1 al Puerto de Santa Maria, aunque al final no pudieron pasar a la fase final al caer derrotado en el segundo de los partidos. Eso sí, me trasmitía que pese a caer batidas, había  disfrutando aprendiendo de conjuntos como los de Almería y Granada. Sin duda, durante el rato que estuve conversando con ella pude apreciar la madurez tan impropia para ser tan jovencita. Comentándome mi buen amigo Antonio, padre de Claudia, que le iba acom¬pa¬ñando, que precisamente en el Campeonato que había disputado en tierras murcianas, los entrenadores le había comentado que estaban muy contenta con ella, porque había cumplido con el rol que le habían encomendado, trabajo defensivo y bloqueo en la red, aprovechando su altura para intimidar a las rivales. Pero que quizás lo que más le habían sorprendido, es el trabajo de grupo que había hecho en el vestuario, ya que la noche anterior al partido más importante impartió una charla a las compañeras que fascinó a sus preparadores. En definitiva que fue un placer compartir con Antonio y especialmente con Claudia, a la a que veo más de tarde en tarde, de la cual me despedí con un besito y con mis mayores deseos de que siga triunfando en sus dos facetas, estudio y deporte.

UA-9333496-6