Miércoles, 13 Enero 2016 20:51

Jesús Hierro y Tamara Ruiz, una pareja muy compenetrada

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)

Por aquello que sus majestades se acordaron de uno el pasado día de Reyes, y tuvieron a bien de traerme entre otros regalos un móvil nuevo, hace unos días estuve en uno de los puntos Vodafone para que me pasasen los datos de un terminal a otro, concretamente estuve en el que está ubicado en la céntrica calle Palacios de nuestra capital, ya que en el citado establecimiento presta sus servicios el amigo Jesús Hierro Manzano, que además de ser una excelente persona, es un magnífico técnico en la materia. Eso sí, como tenía tiempo, cosa poco habitual en mí,  permanecí  a la espera de que terminara el trabajo. Durante el periodo de estancia, pude observar la buena sintonía que tenía con su chica, Tamara Ruiz Mendoza, que a su vez es compañera de trabajo.  Este hecho me hizo preguntarles a ambos, cómo se lleva esa relación cuando los esposos trabajan juntos. A lo que me contestó Tamara, por cierto, hija de nuestro compañero Nacho Ruiz, que lo importante es poner desde el principio unas reglas y, sobre todo, mantener cada uno sus propios espacios individuales. Cosa que Jesús ratificaba, pues me decían que ellos  lo tenían claro, la clave está en que los conflictos, que a veces puedan surgir en el trabajo, no repercutan ni invadan en el ámbito matrimonial. Vamos que ellos no se permiten que las conversaciones, en cada comida o en la alcoba estén referidas a los problemas laborables, pues de ser así, la situación sería insostenible.  Muy al contrario, cuando llegan a casa, lo que desean es poder disfrutar de sus princesitas Mariana y Andrea, que con siete añitos y 9 meses, respectivamente, es lo que le da sentido a sus vidas. Eso sí, tanto uno como otro, también me dejaban claro, que el trabajar juntos tiene cosas positivas, ya que muchas veces es posible generar vínculos de mucha confianza, comprensión y comunicación. Máxime cuando a la hora de enfrentarse a cualquier problema en el trabajo no existe nadie capaz mejor de comprenderlos que su propia pareja, ya que experimentan las mismas preocupaciones y se conocen a la perfección, y obviamente tienen más grado de tolerancia. Lo que sí pude observar que no siempre todo sale a la perfección. Sólo recordar el hecho que en un momento de nuestra charla estuvieron comentando el tema de las vacaciones, ya que lógicamente les gusta el coincidir en esas fechas, algo que no siempre es posible. De hecho, Jesús, que es un enamorado de la Semana Santa, cosa que desconocía, y que le gusta disfrutar junto a su chica de los desfiles procesionales, estaba intentado cuadrar el calendario para acordar con el resto de compañeros estar juntos en esas fechas.

Modificado por última vez en Miércoles, 13 Enero 2016 21:35
UA-9333496-6