Lunes, 31 Agosto 2015 14:54

Antonio Sánchez nos da las claves para llevar bien la jubilación

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Muchas personas ven el retiro laboral como una especie de liberación de la rutina, un tiempo para comenzar a vivir, o, simplemente, un momento para la búsqueda y realización de un cierto hobby o cierta actividad creativa que no pudieron desarrollar anteriormente no por falta de deseo, sino por las exigencias del trabajo e incluso de la familia. Pero no es menos cierto, que para algún que otro jubilado, la situación de retiro, lejos de ese momento tan soñado durante nuestras extensas jornadas de trabajo, se transforma en una gran cantidad de tiempo que no se sabe bien cómo utilizar. Probablemente, lo que acontece en este último grupo es que el estar acostumbrado a la rutina laboral, les hace perder cuales eran las cosas que le apasionaban. Este fue el tema de conversación que tuve con Antonio Sánchez Tizón, un maestro nacional, como a él gusta denominarse, que a sus 70 años, ya está totalmente acomodado a la vida de jubilado. Y mientras podaba las flores de su chalet,  sabedor de que yo estoy pensando en cesar en mi vida laboral, me asesoraba con algunos trucos para llevar de la mejor forma posible la nueva etapa que se avecina en mi vida. Fundamentalmente, me decía, sabedor de que he vivido por y para trabajar, que me tengo que acostumbrar a dejar de vivir detrás de un reloj, ya que en el momento que me jubile voy a tener todo el tiempo del mundo y debo tener claro cómo llenarlo. Algo muy importante este aspecto, pues es un momento de riesgo de depresión, sobre todo en los primeros meses de inactividad, pues puede llegar a sentirte poco útil. Pero también me dejaba claro que lo mire como un tiempo de oportunidades y que si puedo “seguir activo” que no abandone y que siga al pie del cañón, eso sí, haciendo lo que me guste y cuando se me apetezca, ya que eso me mantendrá mucho mejor físicamente. El recordaba el momento de su adiós al mundo laboral, comentándome que tardó unos meses en adaptarse a su nueva vida, tras muchos años dedicado a la enseñanza, pero que él se fue mentalizando para cuando llegase el momento y que todo le ha salido como lo tenía planeado, por lo que se han cumplido todas sus expectativas. Me seguía trasmitiendo que cultivar el jardín de su chalet y cuidar su pequeño huerto son su hobby preferidos, máxime cuando es un enamorado de la naturaleza. En una categoría aparte, me manifestaba que otro de sus grandes placeres del retiro, es volver a conectarse con amigos que no se han visto durante mucho tiempo para revivir el pasado junto a unos vinos. De hecho, tiene costumbre de reunirse una vez por semana. Sin dejar en el tintero las nuevas amistades que también aportan. En definitiva, que me recomendaba algunas de estas actividades: pintar, pasear, jardinería, cocina, gimnasios, viajar o visitar museos, vamos cualquier cosa, menos quedarse en casa sin hacer nada. Yo le agradecí todos sus consejos, aunque tengo claro que no seré de los que me aburra, de hecho ya llevo unos meses aclimatándome a la que será mi nueva vida.

UA-9333496-6