Jueves, 06 Agosto 2015 12:09

Los Regueira-Durán ya tienen la parejita

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)
Familia Regueira-Durán. Familia Regueira-Durán.

Eso sí que es rapidez y lo demás son coñas marineras. Pues si hace pocos días veíamos a Pilar Durán Gómez a puntito de dar a luz, paseando junto a su marido Jesús Regueira Mesa y su pequeña princesita Julia, pues dicho y hecho, ya tienen la parejita desde el pasado día 22 de julio, fecha en que llegó al mundo el nuevo miembro familiar. Jesús será el nombre que le pondrán al benjamín de la familia que peso 4.100 kg., y que como pueden ustedes, mis queridos lectores ver en la fotografía que acompañaeste comentario, está para comérselo. Con la familia al completo coincidía en el bar Noray de El Portil mientras tomaban unas cervezas con unas gambas de la costa, y la verdad que estaban todos ellos súper felices, pero especialmente al que vimos tremendamente orgulloso fue al abuelo materno, Manuel Durán Domínguez, que aunque está encantado con sus cinco nietas, el hecho de que su hija lo haya hecho abuelo del primer machote de la zaga le hacía sentirse encantado de la vida. Tanto es así que incluso se atrevió a decir que era igualito a él cuando pequeño y que estaba deseando de llevarlo a Navahermosa, que por si algunos de ustedes no saben a qué me refiero, les diré que se trata de una pedanía de unos 60 habitantes de Galaroza, que es donde nació el abuelo Manuel, y donde quiere llevarlo para que la familia lo conozca y presumir de niño. Pero si al abuelo se le caía la baba con el pequeño Jesús, qué les voy a contar de Julia, a su hermanita de cuatro añitos, la vimos encantada y protectora, algo poco usual, ya que lo normal que acontece cuando un nuevo bebé entra en casa, es que comiesen las rabietas y las travesuras del hijo primogénito por la pérdida de protagonismo, e incluso sienten que pueden perder el cariño de sus padres. Pero como les digo la princesita de la casa, estaba radiante de felicidad con su hermanito y lo cuidaba como si de su juguete preferido se tratase. Los que también estaban dichosos eran Jesús y Julia, pues ya tenían la anhelada parejita, por lo que de momento y como hacen los buenos toreros, me comentaban que se querían “cortar la coleta”. Aunque no es menos cierto, que nunca se puede decir de esta agua no beberé. En definitiva, que echamos un ratito de lo más agradable, y tuvimos la ocasión, al igual que hicimos con la pequeña Julia, de plasmar esta imagen, y presentarles en sociedad, al benjamín de la familia Regueira-Durán. Nosotros desde esta ventana semanal, sólo nos queda desearle a la joven pareja mucha salud para criarlo, una frase muy típica de mi Constantina natal, cuando viene un niñ@ al mundo. Y sobre todo que sean tremendamente dichosos.


UA-9333496-6