Martes, 21 Julio 2015 17:43

Los Van Laker apuestan un año más por las playas de El Portil

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Nada mejor que unas vacaciones en familia en las playas de El Portil para recargar pilas tras una temporada muy complicada y relajarse para el nuevo curso. Así se expresaba el que fuera jugador la pasada temporada del Club Baloncesto Estudiantes Fede Van Lacke,  Con él y con su chica, la bella Eloisa Patat, y sus dos pequeñas princesitas, Isabella y Serena, estuve compartiendo un desayuno de lo más ameno y charlando de lo divino y lo humano. Y, cómo no, rememorando sus tres temporadas en el Ciudad de Huelva, algo que les dejó mella por lo que cada vez que pueden vuelven por nuestra ciudad para disfrutar de nuestro clima y de los muchos amig@s que aquí dejaron. Eso sí, no dejamos en el tintero la temporada tan convulsa que han vivido esta joven pareja. Por un lado, en lo deportivo, ya que la lesión en el cuarto metacarpiano de la mano derecha tuvo a Fede cerca de seis semanas sin pisar las canchas y, sobre todo, la enfermedad de su pequeña Serena, que gracias a Dios todo se quedó en un susto, aunque que fueron momentos muy duros. Quise saber por dónde pasa el futuro del escolta argentino, manifestándome que de momento está entrenándose en el polideportivo de Corrales, junto a Oscar Villegas y Eric Sánchez, a la espera de ofertas. Pero que su ilusión sería, que ojalá Diego Ocampo, nuevo entrenador del equipo madrileño decidiese contar con él, ya que en el equipo ha dejado muchos amigos, además de sentirse muy a gusto en el club y muy querido por la afición. Y como un café da para mucho, entre sorbo y sorbo, le preguntaba a Elo, por dónde pasa el futuro cuando Fede se retire, que de momento a sus 34 años, todavía le queda mucho baloncesto en sus manos. Ella lo tenía claro, quiere decantarse por quedarse a vivir en España, pese que en su Argentina natal tienen casa. Pero como  me decían ambos, como se vive en nuestro país es difícil hacerlo en otro lugar. Y claro, una pregunta te lleva a la otra, y le comentaba dónde querían echar raíces y sobre todo a qué querían dedicarse. Pero la verdad que no tuve una respuesta muy concreta, sabían que querían quedarse entre nosotros y abrir un negocio. Probablemente una academia de inglés, aunque también observé muy entusiasmada a Elo en hacer publicaciones de moda, no en vano, ella ha ejercido durante años de modelo. En definitiva, que fue un placer compartir con ellos y colorear algún dibujito que otro con la pequeña Isabella, y no despedíamos con el compromiso de volvernos a ver antes de que se marchen a mediados de agosto, deseándoles a estos buenos amigos, que sus sueños se hagan realidad.  

UA-9333496-6