Miércoles, 01 Julio 2015 17:39

Unos altramuces y ponme otra copita de pitarra, así es ‘La Taberna’

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Quizás ‘La taberna’,ubicada en El Portil,no sea una tasca emblemática, ya que hace pocos años que se inauguró, pero sin duda, tiene el sabor a taberna antigua. Personalmente me recuerda aquellos años de mi niñez cuando en mi Constantina natal acompañaba a mi padre a aquellos despachos de vinos que ejercían entre tabernas y bodegas, que muchas veces acabaron como tasca, donde poco a poco fueron introduciendo gaseosas, refrescos y bebidas alcohólicas como el anís de la Violetera o el brandy. Y Paco González, padre del propietario de ‘La Taberna’, un hombre que ha estado siempre en la mar y que ha recorrido los lugares más recónditos del mundo, ha querido que este local que regenta su hijo Fran González, junto a su chica,Estefanía Pérez, que por cierto andan esperando un bebé, tuviese ese gusto a tasca añeja.

Sin duda es un lugar diferente, donde se mezcla de gente de todo tipo y condición: parroquianos ya un poco cascadetes (que no se me ofenda nadie), jóvenes con ganas de tomarse una litrona y pasarlo bien, maduritos modernitos, jubilados, parados, señoras de las de toda la vida… y lo mejor que todos buscan relajarse y degustar un copa de pitarra por 0,70 céntimos o una tapa de callos con garbanzos por un eurito. Y no me pregunten más que ni me acuerdo ni me importa demasiado, pues en este espacio se viene a arreglar el mundo, botellín o copa de vino en mano. Aunque no es menos cierto, que poco a poco y por aquello del boca o boca, cada vez son más los asiduos a este local, por lo que se han visto obligados a incrementar la carta de tapitas y cómo no, la plantilla de trabajadores. En la imagen que ilustra esta sección, se pueden ver a todo el equipo al completo, Fran,el propietario, y su chica,Estefanía, junto a Laura Rodríguez, Vanesa Vizcaíno y Noelia Pérez,    

En definitiva, que ‘La Taberna’es un lugar ideal para pasar horas y horas de tertulias, sin mirar el reloj, pedir una botella de pitarra o una litrona de Cruzcampo fresquita con unos altramuces,‘chochos’, aceitunas o bien unas tapitas, pues ya se sabe que hay “gusto pa tó” y olvidarse del mundo. Algunos amigos cuando les hablo de este local tan peculiar siempre me hacen la misma pregunta: porqué nos recomienda ‘La Taberna’.Yo respondo lo mismo, simplemente hay que ir, y luego ya me contaréis.

 

UA-9333496-6