Jueves, 25 Junio 2015 09:31

Juan Manuel Díaz del Valle, preparado para poder disfrutar de la jubilación

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Dejar de trabajar después de cuatro décadas debe de ser una tarea ardua y difícil y mucho más si has sido una persona muy activa. Dicen las estadísticas que los que mejor lo sobrellevan ese cambio demoran seis meses en adaptarse al tiempo libre y sin obligaciones laborables, aunque no es menos cierto, que hay personas que tras jubilarse se sienten desengañados porque la vida no transcurre tal como la soñaron. Eso sí, también hay otros que se acomodan a su nuevo rol, en tan sólo unos días. Y es que como decía Rafael el Gallo, en esta vida  “hay gente pa tó”. Personalmente entiendo que sólo hay que saber prepararse, ya que cada día existen más oportunidades, no sólo de ocio, sino también de autorrealización.  Este fue el tema de conversación que tuvimos días pasados con Juan Manuel Díaz del Valle, gerente de AIQBE, el cual a primero de julio, y tras más de cuarenta años de vida laboral pasará a disfrutar de una más que merecida jubilación. Con él estuve recordando sus inicios allá por el año 73, cuando comenzó en Jerez como químico en las Bodegas Croft, aunque me manifestaba que sólo estuvo seis meses, aunque guarda muy buenos recuerdos de su estancia en tierras gaditanas. De hecho, estuvimos rememorando el encanto de esta ciudad, ya que coincidentemente años después, yo estuve trabajando también en Jerez y coincidentemente en la calle Zaragoza, donde se hallaba ubicada las célebres bodegas. El porqué venirse a Huelva, me manifestaba que tras terminar la mili, había echado un currículum en la fábrica de Aragonesas, y que estando en Jerez le llamaron para que se incorporase. Y claro está, al ser de Paterna del Campo, y que su novia residía en Huelva, fueron suficientes argumentos para venirse a su tierra. En esta industria estuvo dos décadas, pasando a AIQBE, donde lleva 22 años al pie del cañón. También quisimos saber quién será su sustituto, cementándonos que Rafael Eugenio Romero, ya lleva algún tiempo a su lado, para que el proceso de relevo sea bueno. Por último le preguntaba cómo afrontaba su jubilación, manifestándome que ahora tendrá más tiempo para la familia, especialmente para Lara, Juanma, Natalia y Lucía, que así se llaman sus nietos. En definitiva, que conversamos largo y tendido y pude apreciar que Juan Ma¬nuel tiene las cosas claras y que lo de aburrirse en su nuevo periplo no va con él. Por último me finalizaba diciendo que, como buen enamorado del deporte, ahora tendrá más tiempo de practicarlo, lo que si me decía que lo jugar al fútbol, como que no, que ya había colgado las botas. Y es que Juan Manuel, hasta hace unos años perteneció al equipo de la prensa, además con buenas maneras

UA-9333496-6