Viernes, 19 Junio 2015 08:05

Luciano Martin, segundo de Caparrós, a la espera de encontrar equipo

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Charlar de fútbol con el segundo de Joaquín Caparrós, con mi buen amigo Luciano Martin ‘Lucí’, es sin duda toda una gozada. Precisamente hace unos días he tenido la ocasión, mientras tomábamos café en una céntrica cafetería de nuestra capital, de conversar largo y tendido de la actualidad del Recreativo y especialmente de su futuro laboral. Le preguntaba que había de cierto en cuanto a la noticia que había salido en Marca hace unos días, en la que se decía  que su jefe, el técnico de Utrera, se postulaba para ser el sustituto de Gaizka Garitano, y comandar el nuevo proyecto del Eibar en Primera tras recuperar el equipo armero la categoría en los despachos. Comentándome que la noticia era cierta y que había existido negociaciones, pero que finalmente no habían llegado a ningún acuerdo. Por lo que a priori todo hacía indicar que iban a empezar la temporada en el paro, ya que están cubiertos todos los banquillos de la Liga BBVA. Eso sí, me seguía manifestando, que habían tenido proposiciones para entrenar en el extranjero, pero que a priori, lo que le habían ofrecido no era del agrado del míster.  Yo le comentaba que tras la exótica experiencia en 2011 en el Neuchatel Xamax, donde sólo duraron 5 jornadas por conflictos con el presidente, que tenían que mirar con lupa las ofertas que le podían llegar del extranjero. Pero como Luci es un tío muy positivo, me decía que de todo se aprende, y que Joaquín, de llegar una buena oferta de un club importante no le importaría de volver a salir fuera de España. También le pregunté por Luis Llopis, que en las últimas temporadas ha pertenecido al equipo de trabajo y que hace unos días fichaba como entrenador de porteros con el Real Madrid, trasmitiéndome que no le había caído de sorpresa, ya  que hace años ya perteneció a la disciplina del equipo que preside Florentino Pérez, además de ser un gran entrenador de portero, que de seguro va potenciar el trabajo con los porteros de la fábrica. Asimismo, me dejaba claro que los jóvenes guardametas de la cantera blanca estarán a las órdenes  de uno de los mejores preparadores de porteros. En cuanto al Decano, me pedía que le explicara cómo iban las cosas, ya que él, cada día que abría la prensa encontraba más contradicciones. Personalmente, le manifestaba que  yo estaba más de lo mismo, con tantas mentiras, en lo que sí coincidíamos ambos eran en percibir el futuro tan oscuro que tenía nuestro Recre, a menos que llegase un mecenas con parné en el bolsillo. 

UA-9333496-6