Jueves, 28 Mayo 2015 16:38

Sebastián Domínguez y Carmeli Fernández, un matrimonio muy enamorado

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

No sé a quién le escuche decir que con el tiempo cambian las personas, cambia la pareja, cambian las actitudes… pero lo que no cambia es el amor. Y créanme que estoy de acuerdo, pues generalmente el amor madura al igual que lo hacemos las personas. Está claro que eso de las mariposas, eso del amor romántico permanece algunos años, pero no es menos cierto, que con el paso del tiempo las cosas cambian, porque vienen los hijos, cansancio y tantas cosas más. Dirán ustedes, mis queridos lectores, a que viene todo este preámbulo. Y la respuesta es muy fácil, ya que en uno de mis paseítos me encontré con el que fuese compañero en RNE, mi buen amigo Sebastián Domínguez Ortiz, el cual iba acompañado por su encantadora esposa, Carmeli Fernández Gutiérrez, con los que pude compartir un ratito de conversación, y el tema no fue otro que lo bien que les veía y lo unido que les observo en las escasas ocasiones que coincidimos. Comentándome ambos que pese a que llevan 40 años de casado, vamos, casi más de media vida juntos, alguna que otra vez, tanto uno como el otro siente “cosquillas” eso sí, aunque con menos ímpetu de cuando eran jóvenes. Me seguían manifestando que fue en el lejano año  67 cuando se conocieron en una reunión de amigos comunes, cuando él trabajaba en Radio Juventud y ella en la confitería ‘La Popular’, ubicada en la calle Méndez Núñez. Y que desde entonces, han permanecido unidos por el amor, y fruto de ello, nacieron dos hijos, uno de los cuales ya les ha hecho abuelo de Miriam, su nieta, su pequeña princesita, que con ocho años les trae de cabeza. En definitiva, que tanto Sebas como Carmeli me dejaban claro que aunque van pasando los años mantienen el amor vivo, cosa de la que puedo dar fe. Se les nota la complicidad que tienen. Y aunque Sebas, ya lleva varios años jubilado, no olvida su época en la radio, donde coincidimos y claro está estuvimos recordando algunas batallitas, pero sobre todo me decía como había cambiado la cosa en el en torno recreativista. No olvido que con él tuve la suerte de vivir y compartir los años dorados del Decano, cuando el conjunto albiazul competía en la Liga de las Estrellas, y venían al Nuevo Colombino equipos de la talla del Real Madrid o el Barça, entre otros. Como observarán, echamos un ratito de lo más agradable, que ojalá podamos repetir. Al final quedé con Sebas en llamarnos para compartir un paseíto por Aljaraque, el pueblo en el que reside y seguir recordando aquellos programas de Radiogaceta con el maestro y siempre recordado Juan Manuel Gozalo.

UA-9333496-6