Martes, 05 Mayo 2015 20:06

La francesa Aitechu Delfina prepara una exposición de pintura

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

El pasado sábado en mi paseíto matinal coincidía en el mercado del Carmen de nuestra capital con el que fuese jugador del Real Club Recreativo de Huelva mi buen amigo Antonio Zambrano. Este iba acompañado de su chica, la afamada pintora francesa Aitechu Delfina, con ambos pude compartir un ratito de tertulia y de camino ponernos al día, ya que hacía tiempo que no les veía. Con Antonio estuvimos conversando, como no podía ser de otra forma, del devenir del Decano en esta recta final del campeonato. Comentándome que aunque aún quedan puntos por disputarse, consideraba una tarea ardua y difícil mantener la categoría, pues el fútbol es como los estudios, y no se puede dejar para final de curso los deberes. Y es que, me seguía trasmitiendo, que desde la llegada de los nuevos patronos todo ha sido un despropósito en cuanto a planificación, y que lo normal es que lo empieza mal termina peor. Eso sí, como onubense y recreativista, me dejaba claro, que le encantaría que el equipo de sus amores, el conjunto más vetusto del país, fuese capaz de seguir una temporada más compitiendo en la Liga Adelante. Y mientras Antonio hablaba  y no paraba del deporte rey, su chica, la encantadora Aitechu, me decía que acababa de aterrizar de su Toulousse natal, donde había estado exponiendo sus acuarelas, por cierto con bastante éxito, no en vano ella está muy cotizada en su país. Obviamente le pregunté para cuándo podremos disfrutar de su trabajo en la capital onubense, señalándome que precisamente anda preparando una muestra para presentarla después del verano, ya que actualmente anda muy ajetreada ejerciendo sus labores como delegada portavoz de Podemos en Hueva, pues quieren abrir este verano comedores escolares para niños necesitados. La verdad que me sorprendió esta última faceta, ya que desconocía que estaba metida en política. Manifestándome que ella se sentía muy comprometida con los casos sociales, y que el hecho de poder ayudar a paliar la necesidad de las familias empobrecidas por la crisis económica es algo que le hace sentirse feliz. Asimismo me informaba, que a pesar de lo que dice de los indicadores positivos de la economía, la verdad es que la recuperación todavía no se nota, y mucho menos en las familias humildes. En definitiva, que echamos un rato de lo más ameno mientras hacíamos la compra, despidiéndonos con el compromiso por mi parte, que en breve pasaría por su casa para ver algunas de las acuarelas que formarán parte de su próxima exposición en nuestra capital.

UA-9333496-6