Miércoles, 22 Abril 2015 09:09

Norberto Javier y Esperanza Ruiz, de paseo con su pequeño Norberto

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Compaginar de manera eficaz la vida familiar con la laboral es cada vez más difícil, ya que en muchas ocasiones cuando llegamos a casa estamos cansa¬dos y con poco tiempo y a veces con poca paciencia para dedicarles un rato agradable a nuestros hijos, sobre todo cuando son pequeños. Sin duda, es una tarea ardua y difícil, pero son muchos los padres que buscan tiempo y aprenden a planificar para no desaprovechar la oportunidad de compartir con los hijos. Este es el caso de la pareja formada por mis amigos Esperanza Ruiz y Norberto Javier, a los cuales pude saludar hace unos días, cuando venían de recoger del colegio a su hijo Norberto. Ambos me decían que salir de la rutina siempre es beneficioso para la salud y bienestar de los seres humanos, así que cada vez que pueden aprovechan para pasear en familia y, sobre todo, con el hijo, ya que según pasa el tiempo, se van haciendo más autónomos. Algo que sin duda llevaban bastante razón, ya que según van creciendo, y lo digo por experiencia, es más difícil de poder coincidir con ellos, pues van teniendo su propia vida, por lo que en el fondo sentí un poco de envidia sana. Tanto uno como el otro, me transmitían que ellos eran unos privilegiados en este aspecto, ya que aunque los dos trabajan, Norberto, en Canal Sur Radio, concretamente en el centro de Sevilla, y Esperanza, en el Servicio de Gestión Tributaria de la capital onubense, no es menos cierto que sus horarios le permiten el poder compartir paseos familiares. Con Norberto, con el que hacía tiempo que no coincidía, quedamos en llamarnos y tomar un café alguna mañana, y hablar de lo divino y de lo humano y analizar la situación tan preocupante que atraviesa nuestro Real Club Recreativo de Huelva, algo que nos apena tanto a uno como otro, ya que ambos llevamos años informando de la actualidad del Decano del fútbol español, y sabemos lo que la entidad albiazul significa para Huelva y los onubenses. Al que también vi bastante identificado con el devenir del conjunto que preside Pablo Comas, fue a su hijo, que según me trasmitía, aprovecha los fines de semana que su progenitor no trabaja para acudir al Colombino a animar al equipo de sus amores. Sin duda, se palpaba en sus palabras que Norberto padre le ha inyectado en vena a su hijo el cariño por el club más vetusto del país. Sin duda, fue un placer coincidir con esta familia y poder compartir un ratito de tertulia, que de seguro continuaremos en ese café que hemos dejado pendiente.

UA-9333496-6