Lunes, 23 Marzo 2015 17:49

‘Luci’, junto a su mujer, preparan el bautizo en el Rocío de su hijo Michael

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Desde finales de los 90, en que Luciano Martin ‘Luci’ jugaba en el Recreativo y tenía como técnico a Joaquín Caparrós, se podría decir que futbolista y técnico, comenzaron una relación, primero como jugador y años después como  mano derecha en los banquillos del técnico utrerano. Por ello, es difícil no ver al uno junto al otro, y mucho más en plena temporada, pero como en el fútbol cuando no se dan los resultados, lo fácil es destituir al entrenador, ambos están ahora de vacaciones forzosas, tras ser cesados por Quique Pina, presidente del Granada. Por este motivo pude ver hace unos días al lepero ‘Luci’ en la aldea almonteña, junto a su encantadora esposa, María del Valle Maraver Pérez, y los hijos de ambos, Flor y Michael. Con ellos pude charlar un ratito de lo más distendido, comentándome que habían ido a hacerle una ofrenda floral a la Virgen del Rocío, ya que toda la familia es fiel devota de la Blanca Paloma a la que siempre han procesado mucha fe. Tanto es así, me seguían manifestando, que Flor, su pequeña princesita de cinco añitos y que nació en Bilbao, recibió las aguas bautismales en el santuario almonteño, Y que ahora, el pequeño Michael, a sus dos añitos y que vino al mundo en Mallorca, recibirá el sacramento del bautismo a los pies de la Patrona de Almonte, y rodeado de su familia y sus seres más queridos, de los que normalmente no pueden disfrutar con la asiduidad que les gustaría, debido al continuo cambio de domicilios. Obviamente, y como no podía ser de otra forma, no dejamos en el tintero la situación que está atravesando el Real Club Recreativo de Huelva, comentándome que lamentaba bastante lo que venía aconteciendo, tanto en lo económico como en lo deportivo, en una entidad a la que lleva siempre muy presente y que desde la distancia tanto Joaquín como él, siguen su día a día, por lo mucho que ha significado y significa para ellos. También me hizo hincapié y me dijo que así lo reseñase, su solidaridad y apoyo incondicional con todos los jugadores y empleados del club, donde tiene muchos amigos, y de los que sabe que están pasándolo bastante mal por el hecho de llevar tantos meses sin cobrar. Pero a pesar, de que ve el panorama bastante negro, el técnico lepero, era optimista cara a que todos los problemas se soluciona¬sen. Nosotros con ese mensaje nos despedimos, deseándole que la próxima temporada lo veamos de nuevo en los banquillos, ejerciendo de segundo de Caparrós. De momento, aunque él ni afirmaba ni desmentía, sabemos que el Córdoba quiere contar con el entrenador utrerano para la próxima temporada.

UA-9333496-6