Imprimir esta página
Lunes, 23 Marzo 2015 17:46

Cándido Cardoso, un hombre de fútbol que le desea lo mejor al Recreativo

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Mencionar a Cándido Cardoso es hablar de fútbol, no en vano lleva muchos años en este mundillo tan apasionante, pero a su vez tan complicado. Yo le conocí, creo recordar, el verano del 2000 en una noche de Colombinas, cuando el Real Club Recreativo de Huelva, gracias a la gestión del prestigioso letrado Quino Maján, el Decano lograba el ascenso administrativo acosta del Mérida al no hacer frente a la deuda con los jugadores. Por aquellos años ejercía de jefe de prensa de la entidad albiazul, donde había llegado de la mano del entonces secretario técnico del Real Club Recreativo de Huelva,  Emilio de la Riva. Más tarde y tras abandonar el club más vetusto del país, o mejor dicho obligado a dimitir, siguió vinculado al deporte rey y a su buen amigo De la Riva, comen¬zan¬do a ejercer como representante de futbolistas. Más tarde pasó al organi¬gra¬ma del Córdoba C.F, donde es miembro de la dirección deportiva,  desem¬peñando las funciones de asesor técnico. Y de su extenso curriculum estuvi¬mos conversando hace unos días en una céntrica cafetería de nuestra capital, señalándome que actualmente sigue trabajando para el conjunto cordobés, debido a la confianza que le une al presidente Carlos González, eso sí, nos transmitía que su cuartel general lo tiene en Huelva, aunque pasa al menos tres días en Córdoba, además de que los fines de semana viaja mucho viendo fútbol y obviamente jugadores que puedan interesar en un futuro al conjunto blanquiverde. También, quise saber su opinión sobre la destitución del técnico serbio Miroslav Djukic, manifestándome que él no era muy partidario del cambio, pero que tras ocho derrotas consecutivas y con lo mucho que se jue¬gan, había que buscar un revulsivo para intentar mantener la categoría. Cómo no estuvimos recordando su etapa en el Recre, de la cual me decía que sólo retiene en su memoria la parte positiva, y que todos eran como una familia con mucha ilusión, pero que actualmente es evidente que ahora la entidad al ser sociedad anónima, se mira como un negocio, que de momento pinta mal, tanto en lo económico como en lo deportivo, algo que le apena muchísimo, como onubense y recreativista. El me seguía diciendo que ojalá llegue el parné y los resultados y que el conjunto que preside Pablo Comas siga manteniendo la categoría y el decanato. Y que no acontezca, como le ocurrió al Mérida y Logroñés en aquel verano del 2000, que al no poder hacer frente a los pagos a los jugadores perdieron automáticamente su puesto en la  Segunda División.

Félix B. Camacho

Lo último de Félix B. Camacho