Lunes, 22 Diciembre 2014 08:37

Antonio J. Sánchez, feliz por su próxima paternidad y por su primera novela

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Si hace unos días escribía sobre la presentación de su primer libro de CINTA MORA OLMEDO, hoy quiero traeros, a esta ventana semana, otro escritor que se estrena en estas lideres. Me estoy refiriendo al periodista ANTONIO J. SÁNCHEZ, que hace muy pocas fechas presentó en el Salón Rojo de la Casa Colón su primera novela ‘El rastro de su voz’. Con el protagonista tuve la ocasión de coincidir el pasado viernes, y me trasmitía lo feliz que estaba. Por un lado, porque en unos meses la cigüeña visitará su hogar y, por otra,  porque, tras un largo trabajo de casi tres años, por fin ha podido ver la luz su obra y, sobre todo, por la extraordinaria acogida que ha tenido ésta entre el público. Sobre el origen  de su novela, me manifestaba que sufrió una metamorfosis de su idea original, por lo que en más de una ocasión tuvo que retroceder el camino recorrido para buscar un nuevo punto de partida. Tanto es así, me seguía comentando, que cuando comenzó a escribir, en nada se parecía su relato a lo que finalmente ha publicado. Tenía claro que quería hablar de un disco. Y que comenzó con un grupo de música y todas aquellas leyendas del rock y discos puestos al revés, pero que después, lo cambió por algo que fuese más real, y se transportó de la década de los  años 70-80 a los 30-40, sumergiéndose en el pasado para, con objetividad, contar las historia de esos discos “tal y como ocurrió”. Transmitiéndome que además del trabajo que eso le había llevado, se sorprendió por el dinero que se pagó por algunos de ellos. Reiterándome, que aunque la historia era otra a priori, finalmente se encontraba tremendamente satisfecho con el relato, pues el resultado ha sido mucho más satisfactorio. Y es que, como dijo ALFONSO MERELO, su padrino del acto “nunca un disco ha traído tanta cola” A ese disco le buscó la singularidad añadida de que sólo había una copia y la pone en manos de un niño amenazado por un extraño coleccionista que se lo quiere comprar. En definitiva, que el ratito que estuve conversando con Antonio, me incitó a leer la cuidada historia que con tanta dedicación y cariño ha elaborado, pues aunque me explicó los entresijos, no me desveló nada. Aunque quiso resaltarme que la obra habla de Huelva de una etapa muy concreta, de los años 50. Por tanto mis queridos lectores les recomiendo su lectura y que se la regalen para los Reyes.

UA-9333496-6