Lunes, 06 Octubre 2014 16:42

Cinta Limón y Manuel López feliz, felices con la llegada de su princesita Candela

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Una vez finalizado mi periplo veraniego de algo más de cuatro meses, ha llegado el otoño y todo vuelve a la normalidad. Ya estamos por Huelva y lo habitual es reencontrarte con conocidos y amigos a los que hace tiempo que no ves. Precisamente estos días, mientras tomaba un vinito en el restaurante ‘El Picoteo’, pude saludar a sus propietarios, Manuel López y su encantadora esposa, Cinta Limón, a los cuales les vimos felices y contentos, como pueden ustedes mis queridos lectores apreciar en la imagen que ilustra esta sección. Y la verdad que motivos no les faltaban a ambos, ya que hace ocho meses habían vuelto a ser padres de una princesita preciosa, que con el nombre de Candela, les trae de cabeza, tanto a ellos como a su hermanito Marcos, que con ocho años la cuida y la mima. Precisamente de la noticia de la llegada de la cigüeña a la casa de Manuel y Cinta, y como lo había aceptado su hijo Marcos, estuvimos conversando con la feliz mamá, la cual nos manifestaba que al principio estaban preocupados de cómo el primogénito iba a reaccionar a la noticia, ya que tantos años solo, la llegada de una hermanita, le podía hacer pensar que iba a perder todos los privilegios que venía disfrutado. Pero afortunadamente, nos seguía trasmitiendo Cinta, que a los pocos meses del embarazo, hablaron con él haciéndole ver que la llegada de la hermanita, para nada le haría perder el amor y la atención que sus padres le profesan.  Y si con Cinta charlábamos de lo bien que ha aceptado Marcos la llegada a este  mundo de su hermanita Candela, con Manuel lo hacíamos del la nueva carta de otoño y del comportamiento de la clientela en el sector hostelero de la capital durante los meses de verano, y éste nos reconocía que debido a la climatología ha sido una temporada un poco extraña, y que ha variado según las zonas, dependiendo del tipo de terraza y su espacio, eso sí, a favor nos manifestaba, que debido a la crisis muchas familias no han podido veranear, un hecho que les ha beneficiado,  pues las noches de calor se echaba todo el mundo a la calle en busca de una terraza y una cervecita fresquita. En definitiva, que el amigo Manuel, no se quejaba de cómo le había ido la temporada estival, aunque no es menos cierto, que se mostraba encantado con el otoño, sinónimo de ver nuevamente las zonas más concurridas de la ciudad como es Pablo Rada, donde está ubicado su establecimiento, con las terrazas repletas de personas. Nosotros nos despedimos de la pareja, deseándole como dicen en mi pueblo, mucha salud para criar a Candela, y porque no, le animábamos a ir a por el tercero, por aquello de las familias numerosas, y las ventajas que eso conlleva

UA-9333496-6