Lunes, 15 Septiembre 2014 08:32

Carlos y Alejandro dos onubenses que apuestan por la cerveza artesanal

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Hace ya algunos años en un viaje a Frankfurt, me llevaron a probar unas cervezas artesanales, y créanme que me sorprendieron varias cosas, lo primero lo glamuroso del botellín, en segundo lugar, que me la sirvieran no muy fría y en copa de vino, pero sobre todo el aroma, aquel olor  a chocolate y arándanos me fascinó. Pero nunca pensé, que este tipo de cervezas llegase a hacerse un hueco en España, donde hay marcas con mucha fama, pero miren ustedes por donde mis queridos lectores, que poco a poco comienzan a ganar adeptos. Todo este preámbulo se debe, porque el pasado jueves estuve visitando en la Avenida de Italia de nuestra capital a Carlos Vázquez Domínguez y a Alejandro Calero, dos onubenses que han puesto en marcha con toda la ilusión del mundo una cervecería artesanal bajo el nombre de Tartessos. Con ellos estuve conversando de la elaboración y de la aceptación que han logrado en poco tiempo entre los onubenses, obviamente no dejamos en el tintero las modalidades que han sacado al mercado, concretamente han sido tres: La rubia una cerveza del tipo Ale, de tonalidad muy clara y color rubio pajoso que mantiene la turbidez característica de las cervezas artesanales, y que según me trasmitía Carlos, está inspirada en las cervezas rubias alemanas, esos sí, con algo más de carbonización adaptada a los gustos mediterráneos. En definitiva una cerveza liviana, tanto en apariencia como en cuerpo, con amargor bajo, y sin embargo de sabor intenso y duradero. Por el contrario la Tartessos oro, está inspirada en las Pale Ale Inglesa, que se distingue por una mayor carbonización, tiene más cuerpo y el amargor es medio alto, vamos para los cerveceros de gusto pronunciados. Pero quizás, la joya de la corona y la más choquera, sea la Tartessos fresa, donde destaca el color rosado que le proporciona la adición de la fresa de Huelva, junto con un inconfundible sabor de difícil calificación, y que estoy seguro que entre las chicas va a causar furor. Por cierto, para todos aquellos que estéis interesados en saborear estas cervezas, deciros que ya la podéis solicitar en bastantes bares y restaurantes que han apostado por estas cervezas auténticamente onubeneses. Pero si quieres tomarla en casa, la  fábrica y punto de venta se encuentra en el número 115 de la Avenida de Italia de nuestra capital. Personalmente y aunque no soy un experto cervecero, puedo dar fe, tras probar las distintas modalidades que la diferencia es notable, y que la cerveza artesana afortunadamente ya no son para sibaritas que se juntan para catar cervezas raras y desconocidas. Ahora en Huelva, Alejandro y Carlos han puesto de moda esta refrescante bebida con sabor casero.   

UA-9333496-6