Lunes, 01 Septiembre 2014 10:17

El Noray de El Portil echa el cierre hasta el próximo verano

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Por si alguien no se ha enterado, ya estamos en septiembre. Y claro,  eso de las playas se queda para algunos privilegiados entre los que tengo la suerte de incluirme, ya que mientras haga calor, seguiré disfrutando de mis paseos matinales o al atardecer entre pinares o por las finas arenas de la playa de El Portil, junto a mi mujer Lola y mí perrita Suky. Eso sí, no es menos cierto, que tendré que cambiar algunos hábitos, ya que mi “oficina habitual” que no es otra que “El Noray” ha echado el cierre hasta el próximo verano, aunque seguirá abriendo para los desayunos, pues según me manifestaban sus propietarios Juan Mayorga y su encantadora esposa María Manuela Romero, en septiembre quedan pocos veraneantes y mantener los gastos de la plantilla les resulta demasiado gravoso. Y créanme si les digo que aunque existen otras muchas terrazas donde seguir con las buenas costumbres, extrañaré su ausencia, ya que encontrar un sitio agradable con un ambiente muy tranquilo, donde degustar una Cruzcampo con una tapa generosa por 1,70 euros, sin olvidar la atención de un personal sumamente amable, competente y rápido como Ana Domínguez Garrido y la rumana Mónica María Serban, les puedo asegurar que no es fácil de encontrar. Y para que la despedida fuese más llevadera, María y Juan, quisieron darnos un pequeño homenaje por aquello de nuestra fidelidad año tras año, y nos agasajó con un poquito de queso y jamón, acompañado de unas copitas de vino de pitarra. Y como Juan es un veterano en el sector, quisimos que nos hiciera un balance de cómo le había ido el verano, comentándonos que no había estado a la altura de lo que esperaba, aunque obviamente no tenia quejas. El motivo según me trasmitía haya que buscarlo, sobre todo, en el cielo, vamos, que el clima ha sido el peor aliado esta temporada para los negocios que viven de los turistas. Ya que según este empresario y creo que con razón, este verano ha sido más de nubes que de sol, especialmente en julio, y este panorama casi siempre coincidió en fines de semanas, días en lo que especialmente se produce la masiva afluencia de personal a esta pedanía de Punta Umbría. Pues nada yo seguiré disfrutando del “veranillo del membrillo” y buscaré otra ubicación, pero no quiero finalizar sin agradecerles a María Manuela, Juan, Ana y Mónica, a las que pueden ustedes ver en la instantánea que ilustra esta sección, el trato recibido. Y a Mónica, que disfrute de su tierra natal, ya que el próximo día 12 se marchará a su Rumania  a compartir unas fechas con su familia. 

UA-9333496-6