Lunes, 25 Agosto 2014 08:52

Carmen y Rafael se dieron el sí quiero

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Dicen que una vez tomada la decisión de casarnos, sin duda una de las más importantes de nuestra vida, llega la hora de pensar cómo celebrar el enlace. Y es que son muchas las cuestiones a tener en cuenta y las alternativas de las que disponemos. Y la verdad, que cada vez son más las opciones. Hay quien le gusta una boda informal, hippy, ibicenca en la playa o de alto copete, vamos de chaqué o frack y las señoras con traje de chaqueta y pamela al estilo de la de Fran Rivera y Lourdes Montes. Pero en el caso que nos ocupa, y por aquello que estamos en verano, se decantaron por celebrarla junto a una piscina en un chalet de la dehesa golf de Aljaraque, donde los biquinis y la Charanga Los Chuflas fueron, junto a los novios, los protagonistas de la ceremonia. Este fue el tema de conversación que tuve con mi gran amiga y excompañera de trabajo Irene López y su chico Jaime Blanco, los cuales me trasmitían lo bien que lo habían pasado en la boda de Carmen Caballero y Rafael Morales, una pareja de amigos de toda la vida, que tras varios años de convivencia decidieron darse el sí quiero el pasado día nueve, a las 12 de la mañana, en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. Donde por cierto, los novios llegaron acompañados de una dama de honor muy especial, su pequeña princesita Laura, que con tan sólo dos añitos, fue quien les llevó las arras y los anillos. Eso sí, según me seguían manifestando Irene y Jaime, tanto los recién casados como los invitados lo pasaron en grande, ya que el festejo, aunque empezó con mucho calor, por la hora de la ceremonia, después se desarrolló en un ambiente muy fresco y agradable, y donde el cátering estuvo a la altura hasta el anochecer. Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo una instantánea del citado evento, donde podemos ver a la novia, en el centro con el vestuario de piscina, posando para todos ustedes mis queridos lectores con su pequeña Laura en brazos y rodeadas de sus amigas, Jennifer Gómez, Pilar Martín, Susana Nevado, Sandra Lozano e Irene López.  Por cierto, me gustaría finalizar mandándole un recado a mis amigos Irene y Jaime, y es que por aquello de que yo soy un gran amante del refranero español, y existe uno que dice “que de una boda sale otra boda” a ver si os animáis que se me apetece ir de bodorrio. 

UA-9333496-6