Lunes, 09 Junio 2014 10:04

Miguel Báez ‘Litri’, con la Hermandad del Rocío de Huelva

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El pasado jueves, como cada año, la salida hacia la aldea almonteña del simpecado de la Hermandad del Rocío de Huelva convirtió las arterias principales de la capital en una fiesta local. Podemos asegura que ver la carreta y los peregrinos es una cita ineludible para los choqueros. Y es que Huelva además de recreativista es rociera. Tanto es así que a pesar del calor, y si  no pudieron ver el desfile puedo dar fe de ellos, de la enorme expectación y la alegría desbordante que se vivió entre los onubenses para despedir a los cerca de 9.000 romeros. Precisamente, entre los peregrinos  pudimos saludar a un emblemático como es el matador de toros Miguel Báez Spinola ‘Litri’ que, año tras año, acompaña a la hermandad más populosa de cuantas peregrinan al Rocío. Con Miky pude andar un ratito detrás de la carreta del simpecado y conversar, eso sí, a ratos y pedazos, pues era requerido por sus fans a cada paso que daba, pero él me manifestaba, que estaba encantado se sentirse querido por sus paisanos. Asimismo me trasmitía que mientras la Virgen del Rocío le dé salud irá de peregrino, pues las sensaciones que se viven durante el camino son únicas e inenarrables. Concretamente, me hablaba de uno de los  momentos más emotivos, que es cuando el simpecado llega a la puerta del consistorio onubense y recibe esa  “peazo de petalada” mientras el coro de la hermandad le canta la Salve rociera. O escuchar los sones de las flautas y el tamboril, el ruido del desfile de la caballería, con más de 1,000 caballistas, luciendo sus tradicionales chaquetillas blancas. Sin duda, una auténtica sinfonía de sonidos e instantes emotivos como bien me decía el matador de toros onubense. Del cual me despedí, tras preguntarme que si una vez más, un domingo de Pentecostés, podríamos festejar además de la romería más universal del mundo,  un nuevo éxito del Decano. 

UA-9333496-6